granadilla de abona

El albergue de emergencia de El Médano se queda sin usuarios

Las instalaciones del ‘camping’ de Montaña Roja, en Granadilla, acogieron durante 35 días a 16 personas sin hogar que han recibido alimentación, medicación y productos de higiene
El albergue de emergencia de El Médano se queda sin usuarios
El albergue de emergencia de El Médano se queda sin usuarios
El albergue de emergencia de El Médano se queda sin usuarios

Las instalaciones del camping Montaña Roja, en el municipio de Granadilla de Abona, que fue habilitado como albergue de emergencia para acoger a personas sin hogar durante el confinamiento, ya ha dejado de prestar el servicio, una vez que se han derivado a otros recursos a los tres últimos usuarios.

El recinto de acogida provisional, gestionado por Cruz Roja, comenzó a recibir a las primeras personas sin techo el día 3 de abril y ha permanecido abierto hasta el pasado domingo. En las instalaciones han sido atendidas un total de 16 personas de distintas nacionalidades, gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Granadilla de Abona y el Gobierno de Canarias.

El Ejecutivo regional se encargó de financiar el 50% del coste económico (gastos de Cruz Roja, alimentación y medicamentos de los usuarios), mientras que el 50% restante corrió a cargo de las arcas municipales (alojamiento y seguridad).

El servicio prestado ha incluido el asesoramiento de los usuarios y la ayuda a la reinserción, a través del personal del Ayuntamiento y de Cruz Roja, que también prestó atención sanitaria a las personas que lo necesitaron. Las instalaciones disponían de las medidas de seguridad a las que obligan los protocolos sanitarios.

Los Cristianos

Tal y como informó ayer este periódico, además del albergue de El Médano, la comarca cuenta con un segundo recurso provisional, el pabellón de deportes Jesús Domínguez Grillo de Los Cristianos, que continúa atendiendo a personas sin hogar, aunque dejará de hacerlo a final de mes, una vez finalizado el estado de alarma.

Las instalaciones ha llegado a contar con un máximo de 28 usuarios, aunque desde que se inició la desescalada se han ido produciendo bajas voluntarias y actualmente acoge a 20 personas de distintas nacionalidades, que reciben alimentación diaria, medicamentos y productos de higiene.

El cierre de los dos recintos no significa, ni mucho menos, que la situación económica y social haya mejorado. Cruz Roja ha atendido en los últimos tres meses a más de 2.500 nuevas familias, a las que ha entregado 5.000 ayudas en los municipios de Arona, Granadilla, San Miguel, Arico y Vilaflor, el mismo número de atenciones que presta en un año.

TE PUEDE INTERESAR