Arico

La desaparición de los neumáticos de Arico, pendiente de la licencia municipal

El consejero insular, Javier Rodríguez Medina, afirma que se está también pendiente de la modificación de la autorización integral del Gobierno de Canarias; Sí Podemos se pregunta dónde queda “la reutilización” del residuo

Más de miedo millón de neumáticos ocupan 90.000 metros cuadrados en el Complejo Ambiental de Arico / DA

Ocho meses después del acuerdo institucional del Cabildo de Tenerife y de la posterior firma, en noviembre, del contrato con la empresa Gescaneus SL por un importe de 2,1 millones de euros, las casi ocho mil toneladas de neumáticos siguen en los terrenos del Complejo Ambiental de Tenerife, en el municipio de Arico.

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina, que entonces -cuando se formalizó el contrato- dijo que en seis meses desaparecerían los neumáticos de Arico, indica ahora que “solo se está a la espera de la licencia municipal, una vez el Gobierno de Canarias nos conceda la modificación de la autorización integrada que se renueva cada dos años” para proceder a comenzar los trabajos.

Desde el Ayuntamiento de Arico se manifiesta que si la licencia no ha sido concedida es porque se estaba a la espera de completar toda la documentación, básicamente el “impacto ambiental”, que Rodríguez Medina señala ya se ha obtenido, tras el veredicto favorable de la Comisión de Evaluación Ambiental de Tenerife -solo pendiente de que termine el plazo de exposición pública-, a la instalación de la planta que procederá a la “trituración” de casi medio millón de neumáticos, que puestos en fila india darían dos vueltas al perímetro de la isla de Tenerife. Neumáticos que se han depositado en el conocido como PIRS, entre los años 2001 y 2006.

El acuerdo institucional alcanzado en septiembre en el Cabildo incluía la reutilización de esos neumáticos como residuos para la repavimentación de carreteras, como recordó ayer, en Onda Tenerife, la consejera insular de Sí Podemos, Ruth Acosta, que ahora se extraña que “esos neumáticos se trituren y se lleven fuera de la Isla”, entendiendo que “tenemos que poner en valor el residuo, de apostar por la economía circular”, comentó la consejera, quien acusó al Gobierno insular de “falta de información” y de ser “muy atrevido anticipar fechas”.

Javier Rodríguez insiste que el acuerdo con la empresa adjudicataria conlleva “el lavado, triturado y transporte de los neumáticos” y que “son demasiadas toneladas para reutilizarlas en las carreteras de Tenerife”.

Depuradora industrial

Javier Rodríguez Medina señaló sobre el retraso de la construcción de la depuradora industrial (Edari) en el Polígono Valle de Güímar, que el motivo no ha sido otro que la modificación del proyecto que ha significado un aumento significativo de 500.000 euros del coste inicial-fue adjudicada a Satocan, SA por 5.575.405,4 euros- con el que “se mejora la zona de alivio de las aguas ya tratadas” y con el crédito ya concedido “las obras se retomarán en breve”, indicó.