Arona

Los socialistas de Arona mantienen en el Pleno las apariencias de unidad

En la sesión de anoche no hubo división de voto en ninguna moción, ni siquiera en una largamente debatida sobre el Plan General; el destituido Luis García y Sebastián Roque, ausencias significativas

Un momento de la sesión plenaria celebrada anoche en el Centro Cívico de Cabo Blanco. Norchi
Un momento de la sesión plenaria celebrada anoche en el Centro Cívico de Cabo Blanco. Norchi

Inusual expectación ayer en el Centro Cívico de Cabo Blanco, donde se celebró el primer pleno del Ayuntamiento de Arona después de la crisis de gobierno abierta por el alcalde, José Julián Mena, tras la destitución del concejal de Urbanismo, Luis García, la gran ausencia en la sesión plenaria, junto al edil de Deportes, Sebastián Roque, uno de los que han mostrado su apoyo al cesado.

Siempre se ha dicho que Arona es un plato goloso para el empresariado y lo sigue siendo, pero no suele ser normal que se den cita en un salón plenario, como ocurrió ayer, donde pudimos ver, entre otros a Agustín Marichal, Diego Cano y Carlos Magdalena. No tanto porque se trataba algún punto del futuro Plan General de Ordenación Urbana, sino por conocer el pulso que tiene el enfermizo gobierno aronero en estos momentos.

Un pulso que se mantiene a tenor de visto en la tarde-noche de ayer, donde las huestes socialistas, que con las dos ausencias mentadas, estaban en minoría, mantuvieron el decoro votando unidos, aunque en algunos casos con la boca pequeña, como por ejemplo cuando se debatió el larguísimo punto 5.3 en que la concejala Antonella Aliatti (Sí Podemos) pedía protección para una parcela en Los Llanos de Chayofa.

tenso debate

En un acalorado debate, con Leopoldo Díaz Oda, como portavoz socialista, la concejala de origen italiano defendió el “cambio de modelo turístico y la defensa de la tierra”, recordando lo ocurrido con el hotel en construcción de La Tejita, mientras que el socialista le indicó que no entendía “esa protección” cuando “habla solo de una parcela y no de las tres”,en referencia a las bolsas de suelo de El Fraile-Las Galletas y el Rincón de Guaza, en Los Cristianos, insinuando que después de la reunión mantenida horas antes con un redactor del Plan General, “no entiendo como mantiene esa moción”, comentó el portavoz socialista, que también había invitado a esa reunión para “tratar la moción de Podemos” a los otros portavoces municipales.

plan general

Leopoldo Díaz reconoció que “la moción podría caber más adelante, en el debate del PGO, pero no es el momento ahora porque dependemos de los informes sectoriales a los que tenemos que ceñirnos, y cuando pasó eso, Arona se quedó sin Plan General”, un argumento que hicieron suyo también, aunque con matices, Coalición Canaria y Partido Popular que se abstuvieron en la votación.

Los dos ediles de Ciudadanos por Arona y Francisco Niño, de Ciudadanos, votaron en contra -aunque no dijeron esta boca es mía en todo el Pleno- al igual que lo hicieron los 12 ediles socialistas, despejando así las dudas sobre si se iba a escenificar o no la división de la que muchos hablan en el Gobierno de Mena.

Lo cierto es que el ambiente entre los socialistas se adivinó tenso, aunque estuvieran separados por aquello de las normas sanitarias a las que obliga el Covid-19. El primer teniente alcalde, José Luis Gómez, fue quizás el que más tenso se mostró a lo largo de toda la sesión, mientras cerca de él, Dácil María León Reverón, se mostraba inquieta, quizás porque no lograba dominar su mascarilla de diseño.

Ocho millones de euros más en el ejercicio de 2019

Los primeros puntos del Pleno dejaron constancia de los problemas económicos que se presumen en el horizonte, pese a que el Ayuntamiento de Arona cuenta con un remanente de 95 millones de euros. Raquel García, la concejala de Hacienda, reconoció, cuando se trató la liquidación del Presupuesto de 2019, que “nos excedimos el gasto en 8,5 millones de euros, cuando gastamos 113 millones, por lo que incumplimos la regla de gasto y ahora nos vemos obligado a un Plan Económico Financiero”, pero destacó que “en 2019 logramos ejecutar el 76% de Presupuesto por el 68% del año anterior”.

Agueda Fumero (PP), muy activa ayer, tal vez por encontrarse en su barrio, le echó en cara al Gobierno que incrementarse el presupuesto en 103 millones de euros en “un año electoral”, mandando un recado al alcalde, sobre los reparos: “Tiene usted una táctica muy fea y poco honesta, porque no firma reparos, se lo deja a los tenientes de alcalde cuando son alcaldes accidentales”. El portavoz de CC, José Ramón Rodríguez, también criticó el levantamiento de reparos 184.000 euros en el primer trimestre.