Baloncesto

Salin, Shermadini y Díez, no hay peor cuña que la de la propia madera

Los tres ex jugadores del Unicaja de Málaga, que volverán a verse las caras con su antiguo equipo este miércoles, fueron la clave del triunfo aurinegro en el enfrentamiento liguero

Salin, Shermadini y Díez, tras el entrenamiento de ayer en L’Alquería. CB Canarias

Lo dice el refrán, no hay peor cuña que la de la propia madera. Y eso fue lo que debieron sentir las huestes del Unicaja en el único duelo que les midió en esta temporada al Iberostar Tenerife cuando Sasu Salin, Giorgi Shermadini y Dani Díez, tres jugadores suyos la pasada campaña, destruían al equipo de Luis Casimiro en el Martín Carpena.

Los malagueños están sobre aviso ante el compromiso de este próximo miércoles que inaugurará para ambas escuadras la fase final excepcional de la Liga Endesa en Valencia. Queda un poco lejos, pero sirve de precedente aquella victoria (80-88) de los de Txus Vidorreta en la capital de la Costa del Sol.

Había perdido el Iberostar Tenerife de forma algo sorprendente y también contundente en el estreno de la competición liguera ante el Bilbao Basket (67-81) y llegaba ya con algo de presión, por aquello del calendario que venía por delante, al choque del Carpena.

De allí salió más que reforzado, con una victoria espectacular con tres protagonistas principales. Salin fue la ametralladora finlandesa con 5/9 en triples, 24 puntos y 4 robos para un total de 22 de valoración, su tope hasta los 29 de la jornada 20 ante el Barcelona.

Giorgi Shermadini ejecutó a los de Casimiro bajo la canasta y aportó más allá de sus canastas. El georgiano, infrautilizado en sus años en Málaga, sumó 12 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y dos tapones para 20 de valoración.

Además, Dani Díez se mostró como el hombre intendencia con 19 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias y 5/6 canastas de dos puntos para un total de 29 créditos de valoración, su tope del curso liguero y el tercero de toda su carrera en la ACB. La combinación de los tres ex malagueños fue letal. Sumaron 55 de los 88 puntos de su equipo.

“Es un partido siempre muy especial para mí porque allí estuve cuatro temporadas y es bonito ver de nuevo a amigos y jugar contra ellos. Espero que estemos igual de motivados los tres ex como en la segunda jornada, para hacer un buen partido e intentar ganar que es el objetivo”, dijo Díez en Valencia.

El alero aurinegro reconoció que el Unicaja tendrá un refuerzo de nivel como el de Axel Bouteille. “Lo sufrimos en la primera jornada, pero el Unicaja tiene grandes jugadores en todos los puestos”, sentenció el madrileño.