fÚtbol

El Tenerife dispara la euforia venciendo al Almería (1-2)

El CD Tenerife derrotó a otro aspirante al ascenso y, a su vez, se convierte también en un equipo al que hay que tener muy en cuenta en este tramo final de competición

El CD Tenerife derrotó a otro aspirante al ascenso y, a su vez, se convierte también en un equipo al que hay que tener muy en cuenta en este tramo final de competición. Que los blanquiazules se clasifiquen para el play-off ya no es un sueño, ni tan siquiera una opción lejana. Ya es algo tangible, que se pone al alcance de la mano de un equipo comprometido que se ha empeñado en ilusionar a una Isla. Los de Baraja volvieron a dar un golpe sobre la mesa de uno de los claros aspirantes al ascenso: el multimillonario Almería. Ni siquiera el oro negro del jeque pudo con la escuadra chicharrera, que se tuvo que reponer de un tempranero mazazo en contra para darle la vuelta a un resultado que mete de lleno al equipo en la pelea por el ascenso. Primero Milla, de penalti se encargó de empatar, mientras que Bermejo, en el minuto 92 de partido, marcó el gol de la victoria y del éxtasis blanquiazul.

Rubén Baraja dio un vuelco a su alineación para medirse al Almería. No jugó de entrada el lateral Luis Pérez, pero sí Dani Gómez quien había estado toda la semana entre algodones por un golpe que recibió durante la primera parte del partido jugado contra el Deportivo de La Coruña. Sin embargo esa no fue la principal novedad que presentó el preparador vallisoletano. Alberto Jiménez y Dani Lasure regresaron al once inicial de un Tenerife que arracana la jornada a solo dos puntos de los puestos de play-off.

Los blanquiazules tuvieron que remontar un marcador adverso muy tempranero después de que el cuadro andaluz se adelantase gracias a un gol de Darwin Núñez. El delantero local aprovechó el error de Aitor Sanz en un pase atrás para marcharse en velocidad y superar a Adrián Ortolá (min 7). Pero los visitantes no le perdieron la cara al partido a pesar de encajar un golpe muy tempranero.

Los de Baraja empezaron a controlar el encuentro desde ese momento y a acumular acercamientos peligrosos a la meta contraria. Cuando se cumplía el primer cuarto de hora de encuentro, Lasure culminó una buena jugada colectiva con un disparo desviado dentro del área. Después fue Milla el qye rompió en velocidad para plantarse ante un atento Fernando, portero del Almería, quien se apresuró para avalanzarse a los pies del medio tinerfeñista y desbaratar así la ocasión.

Otro error defensivo de los blanquiazules pudo haber supuesto el 2-0 para el Almería, pero fue magnánimo Lazo. Un pase corto de Álex Muñoz a Alberto Jiménez lo robó muy atento Darwin Núñez. El pase de la muerte lo mandó alto Lazo para respiro del cuadro insular.

Y como suele pasar en el fútbol, se pasó del 2-0 al empate a uno. Los de Baraja lograron el empate de penalti. Aitor Sanz disparó desde la corona del área, pero desvió la trayectoria del balón con la mano Villalba. Penalti claro que el colegiado no tuvo dudas a la hora de señalar. Se encargó de lanzarlo Luis Milla, quien no falló ante Fernando (min 36). Con esto se igualó de nuevo un partido en el que el Tenerife había plantado cara, y siendo superior en muchas ocasiones, a un claro aspirante al ascenso. La última ocasión de la primera parte fue un remate de Villalba, que atajó con seguridad el portero Ortolá.

La segunda parte arrancó sin cambios. y con una buena llegada visitante. Profundizó Moore por el costado diestro y Dani Gómez liquidó la acción con un disparo alto de Dani Gómez.
Acto seguido Rubén Baraja sorprendió haciendo el primer cambio de partido. Quitó a al ariete cedido por el Real Madrid, quien durante toda la semana ha estado con problemas físicos, para meter al canterano Jorge Padilla. Es posible que Miérez haya agotado su cupo de oportunidades. Contestaron los locales a la última ocasión blanquiazul con un remate de Darwin Núñez desde cerca que se va fuera.

En el 72 el entrenador del Tenerife siguió sorprendiendo con sus cambios: metió a Isma López y Javi Muñoz y se retiran Dani Lasure y Luis López. Pero quedaba lo mejor por llegar.
En este nuevo fútbol, en los minutos finales de los partidos se deciden muchas cosas. De hecho, en los diez últimos minutos el Almería se quedó con un jugador menos y el Tenerife marcó el ilusionante 1-2.

Para empezar, Baliu fue expulsado con roja directa, tras revisarse la jugada en el VAR, por pisar a Luis Milla por detrás y sin posibilidad de jugar la pelota. Antes de eso Baraja agotó los cambios con la entrada de Undabarrena y Álex Bermejo por Aitor Sanz y Joselu.

Fue precisamente Bermejo el que le dio un vuelco al partido con el golazo que significó el importantísimo triunfo visitante. Moore sacó el rifle de precisión para poner un centro medido a la cabeza de un Javi Muñoz que, inteligentemente, peinó hacia atrás y apareció Bermejo para simplemente fusilar al portero del Almería y disparar la euforia de un equipo que ya tiene su licencia para soñar con lograr algo importante esta temporada.

TE RECOMENDAMOS