La Gomera

La moción de censura en Valle Gran Rey se presenta mañana y se debatirá el día 13

Esta tarde se reúne la ASG para decidir el organigrama del futuro Gobierno de Valle Gran Rey, que Casimiro Curbelo asegura “será monocolor”, sin confirmar quién ostentará la Alcaldía

Cristopher Marrero, actual alcalde de Valle Gran Rey, por el PSOE / DA

La moción de censura en el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se debatirá, si se cumplen los plazos, el jueves 13 de agosto, una vez que se presente la misma por registro de entrada municipal, mañana, un día antes de que se vaya de vacaciones el secretario municipal.

El pacto entre la Agrupación Socialista Gomera (ASG) y los dos concejales de Nueva Canarias (todavía), que el lunes comunicaron que abandonan el gobierno tripartito que forman con PSOE y Sí se puede y pasan a la oposición, se lleva gestando hace más de una semana, como confirmó a este periódico Casimiro Curbelo, presidente de ASG. Quedó rubricado el lunes ante notario, pese a que ninguna de las dos formaciones ha querido darle oficialidad, a la espera de que esta tarde -sobre las siete y media- los órganos directivos de ASG den el visto bueno al acuerdo, que permitiría gobernar uno de los dos municipios -el otro es Alajeró- que se le resiste a Casimiro Curbelo, pese a quedarse “a cuarenta y pico votos de la mayoría absoluta”, recuerda el también presidente del Cabildo y diputado regional.

Casimiro Curbelo sorprendió ayer al anunciar a DIARIO DE AVISOS que “Valle Gran Rey tendrá en dos semanas un Gobierno monocolor”, y al ser preguntado por ello, dejó caer que los dos concejales de Nueva Canarias se integrarán pronto en ASG. Curbelo, eso sí, no quiso desvelar quién será el alcalde, porque “será un equipo monocolor”, aunque no descartó que fuera Ángel Piñero -sigue con el buzón de voz lleno y no responde a los mensajes- el que asuma el bastón de mando, a lo largo de los tres años o “a tiempo compartido con Borja Barroso”, el abogado que encabezó la lista de ASG en las elecciones de mayo de 2019, en las que logró cinco concejales, uno menos que toda la oposición junta, que, tras un acuerdo desautorizado por el PSOE, le dio la Alcaldía a Cristopher Marrero, a quien se le abrió un expediente de expulsión del partido, que, por lo pronto, ha ganado en los tribunales. “No espero mucho del PSOE, solo de mis compañeros”, dijo.

El todavía regidor daba ayer por buena la salida de su Gobierno de los dos ediles de NC -el lunes no se lo creía- manifestando que “me hace gracia que hablen de parálisis cuando las áreas que llevaban, Personal, agua o limpieza, por ejemplo, han estado abandonadas, siendo incapaz Piñero de sacar una RPT que ya siendo él alcalde se comenzó a negociar”.

Asimismo, dejó caer que hubiera intereses espurios para el cambio de opinión de Ángel Piñero, incluso de un traslado a Las Palmas, pero, en todo caso, comentó que “yo entré con dignidad y me voy a la oposición con dignidad”.

La azarosa carrera de Piñero

La azarosa vida política de Ángel Piñero Cruz, que puede volver a convertirse en alcalde de Valle Gran Rey en dos semanas, comenzó en la última etapa de Esteban Bethencourt como regidor, cuando militaba en CC.

En 2015, ya con Bethencourt fallecido, Piñero encabezó la lista nacionalista en Valle Gran Rey y, aunque Barragán, el secretario general de CC, desautorizó el pacto con la Asociación Socialista Gomera (ASG), Piñero se convirtió en alcalde, pero el último año tuvo que gobernar en minoría al romperse el pacto, tras ser reprobado por todo el pleno en abril de 2018. Un año después fue expulsado de CC y se integró, junto a otros compañeros, en Nueva Canarias, sacando dos actas, que junto a las dos del PSOE y otras dos de Sí se puede, sirvieron para quitarle la Alcaldía a la fuerza más votada, ASG, con la que ahora pacta una censura y con todos los visos de volver a ser alcalde y después militante de las huestes de Casimiro Curbelo.