arona

Luis García pone a disposición del PSOE su acta y crece la presión sobre Mena

El exedil de Urbanismo de Arona anuncia que deja su puesto de concejal en manos del partido y traslada más tensión al alcalde, que hoy romperá su silencio con un discurso de perfil conciliador
Luis García, exconcejal de Urbanismo
Luis García, exconcejal de Urbanismo
Luis García, exconcejal de Urbanismo. DA

El exedil de Urbanismo del Ayuntamiento de Arona, Luis García, movió ficha ayer al comunicar su “firme” intención de poner a disposición del Partido Socialista su acta de concejal. La decisión, anunciada a través de un comunicado, la adopta 72 horas después de que la Ejecutiva Federal y las direcciones regional e insular del partido le pidieran a él y al alcalde, José Julián Mena, que renunciaran a sus puestos y que abandonaran el Consistorio.

“Deseo aclarar que esta es una decisión personal dura, pero la tomo plenamente consciente para ser leal conmigo mismo, con mi partido y mis valores socialistas, que no son otros que la defensa de los intereses generales de Arona y de sus vecinos y vecinas”, indica García, que espera que con su acción el Ayuntamiento “recupere la normalidad institucional que precisa el municipio en estos momentos”.

El exconcejal de Urbanismo subraya que “soy y deseo seguir siendo socialista y, por tanto, me debo a mi partido y entiendo que todo militante debe responder ante los órganos de dirección”, y destaca que el PSOE debe estar “por encima de cualquier personalismo o interés propio y defender los intereses generales de la ciudadanía”.

El pronunciamiento de Luis García mete aún más presión al regidor, que desde que se conoció la decisión a tres bandas de la dirección del PSOE ha dejado claro que no tiene ninguna intención de abandonar el cargo, con el argumento del respaldo popular obtenido en las urnas en 2015 y, sobre todo, en 2019, que se tradujo en la única mayoría absoluta del partido en los grandes municipios del Archipiélago.

José Julián Mena, alcalde de Arona
José Julián Mena, alcalde de Arona. DA

Hoy saldremos de dudas sobre los planes de futuro de Mena. El alcalde ha convocado esta mañana una rueda de prensa con la que romperá su silencio (con el paréntesis del comunicado para anunciar que no entregará el bastón de mando) y analizará por primera vez la crisis municipal.

Según pudo saber este periódico, su mensaje no contribuirá a avivar el fuego del conflicto, más bien todo lo contrario, buscará no volar el último puente con el grupo de gobierno y con el partido. A su círculo más próximo le ha transmitido que no pierde la esperanza en hallar una solución al enfrentamiento entre los dos sectores. Respecto al pronunciamiento de los órganos de dirección del PSOE pidiéndole que entregue el acta de concejal, insiste en que agotará “todas las vías orgánicas” en su “derecho a defenderse”.

La entrega del acta de Luis García abre las puertas del Consistorio a Haridian Cruz, próxima a Mena, que desde que tome posesión como nueva concejala, romperá el empate actual a siete concejales por bando. El alcalde sumaría ocho apoyos y el sector crítico se quedaría con seis.

Ángel Víctor Torres

El presidente del Gobierno de Canarias y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres, desvinculó ayer la crisis política de Arona de la moción de censura en el Ayuntamiento de Santa Cruz y espera que tanto el alcalde, José Julián Mena, como el concejal de Urbanismo, Luis García, entreguen sus actas siguiendo las directrices de las direcciones insular, regional y federal.

Torres admitió que la situación en el Consistorio sureño es “distinta”, porque hay una mayoría absoluta “monocolor” del PSOE y el problema estriba en las “aristas” que hay dentro del equipo de Gobierno, y reconoció que se han tomado “decisiones orgánicas difíciles” y espera que tanto Mena como García “actúen en consecuencia”.

Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias. / FRAN PALLERO
Ángel Víctor Torres, secretario general de PSC-PSOE. DA

La secretaria de Organización del PSOE tinerfeño, Josefa Mesa, apeló ayer a la “generosidad de todas las partes” tras reconocer que las posturas de Mena y García son “irreconciliables”. Preguntada sobre el futuro del alcalde en el partido, si mantiene su posición de no entregar el acta, la alcaldesa de Guía de Isora señaló que “aún no estamos en el escenario del expediente de expulsión” y que se “agotarán los plazos en las próximas semanas para que esto llegue a buen puerto”.

En ningún caso, advirtió en declaraciones a Onda Tenerife, el conflicto se resolverá solo con la entrega del acta de Luis García. Mesa insistió en que el partido, que hoy reunirá a su Ejecutiva Insular para analizar la crisis de Arona y la pérdida de Santa Cruz, “seguirá trabajando con el espíritu de que por encima de todo está Arona y sus ciudadanos, después de los años tormentosos de Coalición Canaria”.

Josefa Mesa, alcaldesa de Guía de Isora. DA
Josefa Mesa, secretaria de Organización insular del PSOE. DA

Sobre las especulaciones de un posible interés de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) en fichar a Mena, su líder, Casimiro Curbelo, se mostró tajante ayer en declaraciones a Cope Canarias: “El alcalde de Arona me llamó el viernes para pedir oxígeno y lanzar un mensaje a los suyos, pero en absoluto contemplo ficharlo. Sí a ayudar a conformar una mayoría desde otro ámbito”, manifestó Curbelo, que calificó de “despropósito” la crisis municipal aronera, de la que responsabilizó al “mismo actor que lleva 20 años”, el alusión al presidente del PSOE aronero, Agustín Marichal.

Precisamente, todos los grupos políticos de la oposición, excepto Podemos (CC, PP, CxA y Cs), anunciaron ayer que solicitarán al alcalde y a su Gobierno en el próximo pleno municipal que reprueben al presidente del PSOE aronero tras sus críticas a los trabajadores del Consistorio en las que insinuaba “presuntas actuaciones ilegales”. “Mena tiene la obligación de salir a defender públicamente a los trabajadores, ya que se está poniendo en cuestión su profesionalidad y honor”, indicaron las cuatro formaciones.

El alcalde preside la primera sesión abierta para explicar el Plan General

El alcalde de Arona trató de escenificar ayer una imagen de normalidad al convocar la primera comisión informativa de Urbanismo monográfica sobre el Plan General, una sesión que permitió, tanto al Gobierno como a la oposición, plantear cualquier duda, inquietud o sugerencia al equipo redactor de la revisión del planeamiento, en aras de garantizar una tramitación “plenamente transparente y participativa”, según informó el Ayuntamiento.

Asociaciones

Ayer mismo, además, se iniciaron los contactos de los redactores del Plan General de Ordenación con diferentes asociaciones y colectivos vecinales, socioculturales y empresariales, que continuarán a lo largo de esta jornada con el fin de generar un documento que recoja las “aspiraciones de desarrollo del conjunto de la sociedad aronera, según los principios de transparencia y participación”.

Para facilitar el contacto entre el equipo redactor y el conjunto de la sociedad existe una oficina, abierta en Los Cristianos, dedicada a informar sobre los pasos que dé el nuevo planeamiento.

TE PUEDE INTERESAR