coronavirus

Toque de atención: Canarias endurece las medidas para frenar la pandemia

El Gobierno autonómico extiende la obligación de usar la mascarilla a todos los espacios abiertos, incluidas playas y piscinas; prohíbe fumar al aire libre si no se cumple la separación, y restringe el ocio nocturno

Sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno, ayer, en Las Palmas de Gran Canaria. DA
Sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno, ayer, en Las Palmas de Gran Canaria. DA

El repunte del coronavirus ha empujado al Ejecutivo de Canarias a endurecer las medidas de prevención y control, siendo la última comunidad autónoma en generalizar la obligación del uso de la mascarilla y la primera en seguir a Galicia en la prohibición de fumar en espacios públicos cuando no se garantice la distancia de seguridad de un metro y medio.

En una reunión extraordinaria para analizar la situación de la pandemia de la Covid-19, el Consejo de Gobierno aprobó ayer una serie de medidas sanitarias de reforzamiento en aras a buscar la contención de los contagios en las Islas. A instancias de la Consejería de Sanidad, se impone la utilización de la mascarilla tanto en los espacios abiertos (incluidas playas y piscinas) como en los cerrados en cualquier circunstancia. Además, se adoptan restricciones en los sectores de restauración y del ocio nocturno.

A esta decisión se ha llegado tras constatar en la última semana un incremento significativo de casos en el Archipiélago; sobre todo, en menores de 30 años y vinculados al ocio nocturno. Actualmente, en Canarias hay 638 casos positivos activos, tras registrarse ayer 102 nuevos (entre los que destacan 78 en Gran Canaria y 14 en Tenerife).

Pese a esa evolución negativa, Canarias posee hoy en día la situación más favorable de la pandemia en España, donde es el territorio con una incidencia acumulada de casos diagnosticados (medidos a 14 días) de las más ventajosas del país, con 22,71 casos por cada 100.000 habitantes, por delante de Asturias y Galicia, tal y como recoge el informe oficial sobre la Covid del pasado miércoles, publicado por el Ministerio de Sanidad. El 31 de julio había 15 brotes activos, en los que estaban implicados 157 casos confirmados y más de 500 contactos estrechos identificados y en cuarentena. En dos semanas el número de personas en seguimiento por brotes ha aumentado el 50%.

Desde hoy, se establece la obligatoriedad del uso de mascarillas a todas las personas de seis años en adelante. Será imperativo llevar mascarilla en “la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, o en el que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros”. En paralelo, se vigilará el uso correcto del cubrebocas: que cubra, durante todo el tiempo, la nariz y la boca completamente. Asimismo, deberá estar adecuadamente ajustada a la nariz y a la barbilla, de modo que impida la expulsión de secreciones respiratorias al entorno. La mascarilla será obligatoria en los establecimientos y servicios de hostelería y restauración, incluidos bares y cafeterías. Solo se excluye la obligación de su uso en el momento de la ingesta de alimentos o bebidas.

playas y piscinas

En las playas y piscinas solo se excluye su obligación durante el baño y mientras se permanezca en un espacio determinado, sin desplazarse, y siempre que se pueda garantizar el respeto de la distancia de seguridad interpersonal entre todas las personas usuarias no convivientes. Será obligatorio el uso de mascarilla en los accesos, desplazamientos y paseos que se realicen en esos espacios e instalaciones.
En los centros educativos no universitarios no será igualmente obligatoria la mascarilla cuando se trate de los grupos de convivencia estable entre escolares y, en el resto de grupos escolares, cuando estén sentados en sus pupitres a una distancia de al menos 1,5 metros.
La obligación del uso de mascarilla no será exigible en los supuestos previstos en el artículo 6.2 del real decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria por la Covid-19.
Aparte de esa obligatoriedad, se recomienda la utilización de la mascarilla también en los espacios privados, “tanto abiertos como cerrados, cuando se celebren reuniones de personas procedentes de distintos núcleos de convivencia”.

Máximo 10 personas

En el ámbito específico del ocio y la restauración, se modifica la normativa respecto a los aforos en los bares y los restaurantes: la ocupación máxima de mesa o agrupación de mesas será de 10 personas, tanto en el interior como en el exterior de los locales. Se mantiene la distancia de separación de 1,5 metros entre las mesas o agrupaciones de mesas, así como en la barra entre clientes o grupos. La ocupación máxima por mesa o agrupación de ellas en interior y exterior será de 10 personas. Los establecimientos habrán de señalizar adecuadamente la mencionada distancia.

ocio nocturno

Respecto al ocio nocturno, solo se permite aquel que se produzca en espacios abiertos, tipo terraza. Estos locales podrán abrir al público exclusivamente para consumo sentado o de pie y siempre en reservados nominativos. El acceso será mediante grupos de hasta 10 personas de su entorno social o familiar, sentadas o de pie, y el consumo será directamente servido en cada reservado. El aforo en terrazas al aire libre, discotecas y ocio nocturno será como máximo del 75%. Habrá que mantener la distancia interpersonal y el uso de la mascarilla. El personal de seguridad velará por que se respete la distancia interpersonal y evitará la formación de grupos numerosos y aglomeraciones; con especial atención a las zonas de acceso e inmediaciones, así como a cualquier otra donde no se respete la distancia interpersonal de seguridad.
Quedan vetados los encuentros y las fiestas en embarcaciones recreativas donde no se pueda mantener la distancia de seguridad entre las personas.

prohibido fumar

Ante el riesgo de contagio de la Covid-19 que implica el humo, se prohíbe fumar en la vía pública o en espacios de uso público (como las terrazas), donde no se pueda mantener la distancia física de 1,5 metros.

Por lo demás, en las residencias de mayores se hará un cribado de internos y trabajadores. a través de los PCR.

“Si no se guardan las medidas de seguridad ante la pandemia, lo van a pagar las personas y la economía”, advirtió el presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, en la rueda de prensa posterior. “Hace un mes había siete contagiados por cada 100.000 habitantes en Canarias, y queremos seguir con los buenos datos”, explicó.

Torres recalcó que se analizará minuciosamente el desarrollo de lo acordado para, si es preciso, reforzar o incrementar aún más las restricciones o iniciativas de lucha contra el coronavirus.

El presidente dejó claro que se prohibirá cualquier acto con aglomeraciones: “Si se actúa irresponsablemente, quienes hacen eso se están riendo de la salud y de la vida de la gente. Por eso, hay que apelar a la responsabilidad personal. Estamos disfrutando de un agosto en el que podemos salir, ir a la playa, estar con la familia, con los amigos, besarnos… Pero está el riesgo real de que el coronavirus existe y, ante su evolución, hay que actuar con las medidas que hemos tomado. Los jóvenes no son invulnerables y pueden contagiar”.

En respuesta a las preguntas de los medios de comunicación, Torres recordó que Canarias fue de las comunidades que más tarde autorizó el ocio nocturno: “Se permitió el ocio en espacios abiertos y, luego, tomando nombres y definiendo mesas, en el interior, sin permitir el baile y teniendo que estar controlado. Ahora ha habido brotes y se han abierto investigaciones con locales donde se han registrado hasta 60 positivos. Hemos tenido que dar marcha atrás”.

La aplicación de rastreo Radar Covid estará activa para toda Canarias la próxima semana, lo que se sumará a “los buenos resultados de los 200 rastreadores directos o indirectos” que trabajan en el Archipiélago.