baloncesto

Félix Hernández: “La próxima Liga Endesa se disputará con todas las garantías de seguridad”

Félix Hernández, presidente del CB Canarias, es cauteloso, pero también optimista de cara a la celebración de la próxima temporada, aunque, lógicamente, todo depende de cómo evolucione la pandemia
Félix Hernández, presidente del Iberostar Tenerife SERGIO MÉNDEZ
Félix Hernández, presidente del Iberostar Tenerife SERGIO MÉNDEZ
Félix Hernández, presidente del Iberostar Tenerife SERGIO MÉNDEZ

La ACB, en un escenario generalizado de incertidumbre, trata de dar un paso al frente articulando un protocolo que permita disputar la próxima edición de la Liga Endesa con la mayor de las normalidades pero, sobre todo, con garantías sanitarias. Félix Hernández, presidente del CB Canarias, es cauteloso, pero también optimista, aunque, lógicamente, todo depende de cómo evolucione la pandemia.

-La primera pregunta, muy directa: ¿habrá Liga Endesa la próxima temporada desde septiembre y será con público en las gradas?
“Trabajamos solo con el escenario de la liga regular y, dentro de ese escenario, estamos dando forma a los protocolos para ver cómo viajaremos, cómo se harán los controles en los equipos… Si es o no con público será una decisión del Gobierno de España junto con el Consejo Superior de Deportes, con los que la ACB está en comunicación constante. La ACB considera importante que haya público si queremos dar normalidad a la competición, pero, por supuesto, siempre dependiendo de lo que digan las autoridades sanitarias y de cómo evolucione la pandemia”.

– A día de hoy, al menos desde fuera, se ve lejana esa opción de público en las gradas…
“Si no hay una subida enorme de casos la intención es empezar con público. Esa es la idea del CSD, aunque sin saberse el porcentaje. Por ejemplo, en la Supercopa que se jugará en el Santiago Martín, será la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias la que decida el posible número de espectadores”.

– ¿Se maneja algún posible porcentaje para la Supercopa?
“Todo dependerá de la evolución del virus. Hay algo que debemos tener en cuenta. Pese a que algunas regiones puedan estar mejor que otras a nivel de casos, el porcentaje de espectadores en la Liga Endesa será el mismo para todos. Es decir, Tenerife no tendrá uno mejor que Madrid, por ejemplo”.

– Aquí, como en todo lo que está sucediendo, se encuentran dos problemas: el sanitario con el económico. ¿Afectaría mucho al CB Canarias a nivel de venta de entradas y abonos?
“Mucho. Por eso es importante empezar con público. No solo porque parte del espectáculo deportivo tiene mucho que ver con el espectador, sino también porque, por ejemplo, en nuestro caso, un 20% del presupuesto procede de la venta de entradas y abonos. Los protocolos sanitarios también afectarán en los presupuestos de los clubes: necesitaremos una inversión mayor”.

– ¿Cómo podemos convencer a la gente de que es seguro reanudar la Liga Endesa?
“Creo que lo importante es ser consciente de que la seguridad puede ser la misma que en su periódico, en una fábrica de bloques o en un hotel. Si alguien del equipo de trabajo de un hotel se enferma se lleva a cabo un protocolo sanitario, queda en cuarentena, se le hace un PCR y cuando está curado lleva a cabo su vida normal y, mientras, su empresa sigue funcionando. En este caso no es ni más ni menos. Alguien puede decir que existe un contacto físico habitual, pero como en otros trabajos. Los clubes pondremos todos los medios para que todo se desarrolle con normalidad y, por supuesto, antes de cada partido se llevarán a cabo controles. Que nadie dude que la Liga Endesa regresará con todas las medidas de seguridad”.

– El protocolo de la fase final de Valencia fue modélico, incluso la NBA solicitó el mismo para conocerlo, pero también es cierto que era una burbuja…
“Estamos a la vanguardia sanitaria, pero es verdad que en ese sistema de burbuja es muy complicado que haya un factor externo, aunque servirá como experiencia. Se aplicarán cosas de esa burbuja. Es todo muy cambiante y deberemos adaptarnos a ellos gracias a la experiencia de esa fase final y también del fútbol donde, hasta el caso del Fuenlabrada, todo se desarrolló con normalidad gracias a su protocolo”.

– ¿Contemplan que la competición pudiera parar?
“Sí, en el caso hipotético de que hubiera un nuevo confinamiento. Por ejemplo, si la competición se viera parada, quizás se reanudaría no en la jornada que se quedó, sino en la inmediatamente posterior a la vuelta a una ‘nueva normalidad’. La intención sería que se acabara en la fecha que se ha fijado desde el inicio, que no fuera más allá. Es solo un ejemplo de cómo se han contemplado todos los escenarios. Esperemos, por supuesto, que no sea necesario”.

– ¿Y la Champions? Aún queda resolver la eliminatoria con el Ostende y ahí, el problema, es que habría que adaptarse a la situación de cada país.
“Ellos son optimistas, pero es verdad que el hándicap es que según vaya la pandemia en cada país podría cambiar mucho. FIBA quiere tener un protocolo para que la seguridad fuera igual en cada uno de los lugares en los que se juegue. Las competiciones europeas pueden tener algo más de tiempo para prepararse y ver la evolución de la situación”.

-Pero: ¿cree que se acabará la edición de la BCL del pasado curso?
“Sí, creo que sí. Restan dos partidos y una Final a Ocho, donde se podría montar una burbuja como la de Valencia o la de la NBA. Yo soy, incluso, más optimista en que se celebre esa final que en el comienzo del próximo torneo. No es que sea pesimista, pero veo más factible que la F8 se desarrolle en tiempo en forma que el comienzo en fecha de la próxima Champions”.

– Han fichado, y mantienen, a mucho jugador canario en su plantilla. ¿Van de dejar de decirles aquello de la cantera y de que aquí no salen jugadores?
“No lo hemos hecho por eso, pero a todas esas voces que se alzaban en los últimos años no sé si les estamos dando la razón con esto o no. La coyuntura nos ha permitido hacerlo, pero también llevamos años buenos de cantera en la entidad, con generaciones como las de 2005 y 2006, porque la fórmula de trabajar con los otros clubes y colegios es muy buena. No queremos quitar jugadores, sino que las dos partes puedan salir beneficiadas. Nuestra meta es que los chicos de la tierra no se vayan porque aquí no hay proyecto, sino porque ellos, y su familia, deciden irse. Este proyecto es serio y, sobre todo, honesto con ellos. Recuperar a Jacobo, Sergio Rodríguez o tener a Alberto Cabrera y poder sacarlos a clubes de LEB para que dispongan de minutos es bueno para ellos y para nosotros. Es algo que me llena de satisfacción porque pueden llegar al primer equipo”.

– ¿Qué sabor le dejó la pasada, y extraña, última temporada?
“El balance que hago es el de un año muy exitoso. Mucho. Debemos ver el global y no solo la fase final y, hasta que paró esa fase, éramos cuartos en uno de los años más igualados de la Liga Endesa en los últimos tiempos. En la Copa competimos y fuimos como cabezas de serie. El Andorra lo hizo mejor y en el último minuto hubo situaciones arbitrales que, de no darse, podían habernos llevado a la semifinal, aunque no hay que poner excusas. Creo que la fase final nos perjudicó como perjudicó a los equipos de talento y favoreció a los más físicos como Baskonia o Barcelona. El mejor ejemplo de que fue una buena temporada es que mantenemos a ocho de los jugadores que la disputaron”.

TE RECOMENDAMOS