sanidad

Ponce pide hacer test en los barrios con más casos de Covid para evitar nuevos contagios

El neumólogo del Hospital Doctor Negrín y portavoz de sanidad del grupo Popular en el Parlamento de Canarias recomienda comenzar en Las Palmas y continuar en Telde, La Laguna y Santa Cruz
El neumólogo Miguel Ángel Ponce instó al Gobierno de Canarias a realizar test masivos en zonas con mayor incidencia para evitar más contagios. DA

El médico especialista en Neumología en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y diputado del Grupo Popular en el Parlamento canario, Miguel Ángel Ponce, instó ayer al Gobierno de Canarias a realizar cribados en las zonas con mayor incidencia de coronavirus de Las Palmas de Gran Canaria para evitar más contagios y propuso hoteles sanitarios para garantizar las cuarentenas domiciliarias cuando en los núcleos familiares conviven jóvenes con padres o personas mayores.

Ponce reconoció que “fue el confinamiento el que hizo que el virus se controlara y tuvimos unos meses de mayo y junio tranquilos, con pocos casos”. Sin embargo, la llegada del verano y la relajación de las medidas de prevención por parte de la población ha motivado el incremento de los contagios, sobre todo en Gran Canaria.

Por ese motivo, planteó la habilitación en zonas epidemiológicamente calientes, como Las Palmas de Gran Canaria, “la habilitación de hoteles sanitarios para realizar cuarentenas, ya que esa gente joven termina contagiando intrafamiliarmente en sus domicilios a sus padres o sus abuelos”, al no tener unas condiciones favorables en sus pisos. “Sacar a toda esa gente de sus domicilios, juntarla en un hotel con un médico y una enfermera, y tener una cuarentena centralizada sería una medida que ayudaría a evitar contagios a personas de riesgo”. También se mostró partidario de hospedar ahí a los irresponsables que se saltan la cuarentena, y, “además de multarlos, entiendo que Salud Pública podría tener la capacidad legal para recluirlos, ya que estamos en una crisis pandémica”.

Ponce recordó que las autoridades “jugaron con un mensaje erróneo que generó una falsa percepción de seguridad”, al reiterar que “estábamos mejor que otras comunidades”, y reflexionó que “nos olvidamos que nos comparábamos con el peor país de Europa en el control de la Covid, en vez de hacerlo, por ejemplo, con Alemania o Italia”.

Cribados masivos en las zonas calientes

Miguel Ángel Ponce considera que la Consejería de Sanidad “está tardando” en poner sobre la mesa medidas drásticas en Las Palmas y consideró la posibilidad de “realizar cribados masivos a las personas asintomáticas en los barrios con más casos”, porque los rastreadores con tantos contactos “empiezan a perder el control”. Para ello, abogó por poner puntos de realización de test “en las zonas más calientes y donde hay un aumento de casos como en La Isleta, Guanarteme, Barrio del Atlántico y Tamaraceite”, para encontrar a los asintomáticos, y después “continuar en Telde, y en La Laguna, donde hay otros brotes, e incluso sin descartar Santa Cruz, porque son los núcleos de población más potentes”. De esta manera, “lograríamos, en primer lugar, diagnosticar más casos, poder aislarlos y evitar contagios”.

Asimismo, lamentó que el Gobierno de Canarias no fuera más estricto con el uso obligatorio de la mascarilla desde junio “para generar una conciencia social”, sobre todo, en el previsible relajamiento veraniega. “Canarias fue la única comunidad en retrasar la obligatoriedad de la mascarilla”, con el “verano muy avanzado y la gente de fiesta, en las playas, las terrazas, las discotecas, y sin controlar los aforos”, aunque no quiso criminalizar a la juventud ya que “es comprensible tras varios meses de confinamiento”.

Tras reconocer la importancia de la apertura de los aeropuertos para la llegada de turistas y la reactivación de la economía reiteró que para evitar nuevos contagios debieron realizarse test PCR. “No importa de quién es la competencia, debemos controlar la llegada de posibles positivos asintomáticos. No aprovechamos nuestra insularidad, el virus estaba parado y volvió a venir importado. Sin criminalizar a los turistas, que venían de países con mejores datos, llegó a través de turistas nacionales o viajeros canarios”. Además, se cuestionó que si “se están haciendo PCR al llegar en Alemania, Madeira, Grecia o Francia, por qué echamos la culpa a Europa para no hacerlos aquí, hubiéramos creado un corredor sanitario entre Canarias y los principales destinos turísticos”. La peor imagen que podemos dar como destino turítico, continuó, “es no controlar la pandemia y hay que tomar estas medidas, controlar y sectorizar las zonas que tienen más problemas”.

Para el portavoz de sanidad popular en el Parlamento regional, “este rebrote teníamos que haberlo retrasado todo lo posible”, pero ha llegado este repunte de contagios “en pleno mes de agosto, con bastante gente de vacaciones fuera del Archipiélago, sin empezar los colegios y sin llegar el virus de la gripe”.

El neumólogo en el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria, reconoció que “el virus es el mismo que en marzo y se mostró preocupado, ya que “en invierno empeoran, porque la vía aérea por el frío se somete a una mayor irritación y eso hace que estén más desprotegidas. Es un virus que cuando te lleva a la UVI genera un estrés tremendo y una polineuropatía del paciente crítico, con secuelas pulmonares que hay que seguir en consulta, pacientes con oxigenoterapia debido a la inflamación muy severa de los pulmones”.

Amós García, “entristecido” al echarse por tierra el trabajo realizado

El jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del SCS, Amós García, se mostró “desanimado y entristecido” por los datos del coronavirus y recordó que “se hizo un buen trabajo”, que ahora se “ha echado a perder” por las reuniones familiares, sociales y el ocio nocturno, al relajarse las medidas como el uso de la mascarilla o no mantenerse la distancia social. “El ocio nocturno ha producido un brote espectacular en Gran Canaria”, y al ser un espacio donde “se baja la guardia, lógicamente había que tomar medidas”, porque la situación “se estaba agravando y es preocupante”. En Canarias Radio reconoció que le quedará la sensación de que “no se lanzó el mensaje correcto” y que después del confinamiento “no se expresó con la suficiente insistencia” que la enfermedad seguía presente. También se mostró preocupado por el inicio del curso escolar, aunque confía en el protocolo diseñado entre Educación y Sanidad n

TE RECOMENDAMOS