BALONCESTO

El Canarias logra un triunfo épico en Murcia (82-84)

Los aurinegros logran remontar una desventaja de 20 puntos para ganar en el último segundo

El Iberostar Tenerife remontó este sábado los 24 puntos de desventaja que tenía en la segunda parte y acabó ganando en Murcia por 82-84 con una canasta sobre la bocina del finlandés Sasu Salin, en un encuentro en el que su rival, el UCAM, había dominado de forma clara, pero en el que fue víctima de sus errores ante un oponente que creyó hasta el final y que anotó 43 puntos en los 10 minutos finales cuando en los 30 anteriores había hecho 41.

Lo que era un partido cómodo y muy bien jugado para los de Sito Alonso acabó siendo un auténtico ‘thriller’, el primero de la temporada en un Palacio de los Deportes sin público, y resuelto, como suele ser habitual en el caso de los granas, con derrota tras casi dos horas y medio de partido.

El choque comenzó con el UCAM siendo muy superior con una defensa muy efectiva y el 20-6 que reflejaba el marcador tras ocho minutos de juego lo dejaba claro.

En esos dos minutos que faltaban del primer cuarto los de Txus Vidorreta anotaron otros seis puntos para cerrarlo con un 23-12.

El dominio desde el plano físico era evidente a favor de los de casa y la superioridad en el rebote con un Augusto Lima mandando en ambas zonas.

Giorgi Shermadini trató de mantener al Iberostar en el partido, pero el mejor juego colectivo de los murcianos les llevó a ganar por 39-22 y al descanso se llegó con +16 para el UCAM CB (42-26) con un triple de Nemanja Radovic.

La tónica no cambió tras el paso por los vesutarios y un 9-1 de parcial puso el 51-27 después de otro triple, éste de Conner Frankamp en el minuto 24.

Los universitarios se gustaban, aunque el Iberostar, sin hacer grandes alardes, recortó algo su desventaja para dejarla en 17 puntos (58-41) a falta de diez minutos para el final

El último cuarto fue de empuje de los de Vidorreta, presionando en toda la cancha, lo cual les dio resultado. Así, se pasó del 60-41 al 60-48 con un 0-7 rubricado con un triple de Aaron Doornekamp, lo que obligó a Sito Alonso a parar el encuentro con tiempo muerto.

La maniobra le dio resultado y con Frankamp y Nemanja Radovic asumiendo la responsabilidad en ataque el encuentro pareció resuelto (72-58 a tres minutos y medio de la conclusión).

Sin embargo, los amarillos no bajaron los brazos y a base de defensa y triples lograron lo inimaginable, incluso cuando a 43 segundos del bocinazo final Frankamp frenaba el ímpetu visitante con el 78-71.

Una falta antideportiva a Sadiel Rojas, la segunda que le costó la eliminación, en esa misma acción fue clave como dos tiros libres fallados por un Rafa Luz que fue un lastre para su equipo el tiempo que estuvo en pista.

Un tiro libre de Doornekamp y un triple de Salin pusieron el 78-75, otro triple de Marcelinho Huertas el 80-78 y dos tiros libres del base brasileño del Iberostar el 81-80.

A 5.7 segundos del final Salin empató con otros dos tiros libres y puso el 82-84 solo debajo del aro con una bandeja a pase de Shermadini después de una nueva pérdida de balón, esta de Frankamp.

Así concluyó un choque que fue una muestra de fe por parte de los isleños, que anotaron 43 puntos en el último periodo, y que hará dormir mal a los murcianos.