güímar

La continuación de la TF-61 desde la autopista a El Puertito debe ser “una prioridad”

El proyecto está aprobado desde hace años y sigue esperando por las expropiaciones y un convenio Cabildo-Ayuntamiento
Óscar Izquierdo y Airam Puerta coincidieron ayer en la prioridad de la obra / DA

El tramo que va desde la autopista TF-1 hasta El Puertito, en la vía TF-61, sigue esperando su rehabilitación, años después de que se concluyeran las obras en esa misma vía desde la autopista hasta el cementerio, a pesar de estar el proyecto redactado y aprobada la ficha financiera de 2,6 millones de euros.

Solo está pendiente la firma de un convenio Cabildo-Ayuntamiento, de mantenimiento del acerado y luminación, así como expropiación de alguno de los siete propietarios del terreno aledaño, para acometer las obras.

El proyecto denominado Acondicionamiento de la TF-61, Pk3+440 al PK 4+460 de acceso al Puertito de Güímar fue aprobado hace años y hay unanimidad, tanto en el Cabildo como en el Ayuntamiento para declararla de “urgente ocupación” para agilizar el trámite de expropiaciones.

Tanto el alcalde, Airam Puerta, como el presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, coincidieron ayer en la necesidad de acometer la obra de forma inmediata, porque “existe un evidente riesgo para vehículos y peatones que utilizan la carretera, por lo que debe actuarse a la mayor brevedad posible. Lo ideal sería que las obras comiencen este mismo año”, señalaron.

“Es una actuación demandada desde hace mucho tiempo y esperamos cuanto antes poder suscribir este convenio, que no es solo un deseo mío, sino de todo el pueblo de Güímar y de toda la Corporación local que así se ha manifestado en repetidas ocasiones por unanimidad”, dijo Puerta.

Óscar Izquierdo señala que la vía se encuentra deteriorada por el uso intensivo, siendo el único acceso de entrada y salida a El Puertito. La carretera tiene una afluencia media de unos 11.800 vehículos, “pero hay que tener en cuenta que hay muchas personas que transitan por las aceras y están en muy mal estado, así como la peligrosidad al cruzar el túnel para coger la guagua en la autopista”, comentó el presidente de Fepeco, vecino de Güímar.

Las obras de acondicionamiento contemplan la mejora de la plataforma para el tráfico viario y la ampliación de la zona peatonal de tres metros de largo, más otro metro y medio de franja ajardinada que separa la calzada de doble vía de la TF-61. Asimismo, se prevé el acondicionamiento de las paradas de guaguas, alumbrado público y elementos de drenaje. El tramo que sí se comenzará a ejecutar ya es el que va del cementerio municipal al puente de Guaza.

TE PUEDE INTERESAR