marcas

“Una reducción del POSEI afectaría a toda Canarias”

Domingo Martín Ortega, presidente de ASPROCAN
Domingo Martín Ortega
Domingo Martín Ortega
Domingo Martín Ortega, presidente de ASPROCAN

– ¿Qué se juega Canarias en las negociaciones del POSEI 2021-2027 con respecto al sector del plátano?

“Desde el punto de vista del plátano, estas negociaciones afectan a toda Canarias. Nuestra actividad económica tiene incidencia no sólo en los más de 15.000 empleos, la mayoría de ellos en municipios donde no hay alternativa, sino que, como sector netamente exportador, contribuye de forma importante en la contención de los precios de las importaciones al archipiélago. Sin plátano, los canarios pagaríamos un 12% más por productos perecederos de alimentación básica, por ejemplo”.

– ¿Qué impacto podría tener el recorte para el sector primario de las islas y más concretamente para el sector del plátano?

“El presupuesto actual del POSEI se mantiene desde el año 2007, por lo que renovarlo manteniendo el mismo importe ya supone una pérdida cercana al 20% para los productores y con ese déficit ya es de por si complicado sostener la actividad hasta 2027. No sólo mantener, sino reducir los fondos POSEI supone condenar nuestra producción. En el caso del plátano, además, nos enfrentamos a una caída de precios a la importación de banana sin precedentes. España es el país en el que se comercializa la banana más barata de Europa con diferencia y esto es consecuencia de la reducción de aranceles aplicada por la propia Unión Europea. Ante ello, es realmente decepcionante que la propia Unión no amplíe el apoyo, incluso que al contrario, proponga reducirlo”.

– ¿Cómo valora la situación actual de estas negociaciones?

“Las negociaciones continúan y Europa siempre exige estar pendientes. Y no es sólo cuestión de estrategia y negociación, también hay que desarrollar criterios técnicos y trabajar diariamente con las instituciones. Por eso sabemos que hay que continuar hasta el final. La situación actual no es fácil y requiere de la movilización de todas las instituciones al mayor nivel. Contamos con el Consejo Europeo, en el que no hemos encontrado oposición, así como con el apoyo del Parlamento Europeo que ha pedido un incremento de los fondos. Por su parte, la Comisión dio su palabra de no reducirlos. Hay tiempo y argumentos para que cumpla y seguimos actuando con ese objetivo”.

– ¿Desde el sector platanero europeo no se da por hecho entonces el recorte en los fondos POSEI?

“No hay decisión, no es un escenario que podamos contemplar. No hay posibilidad de recorte, es algo que consideramos implanteable para el futuro del sector”.

– Dice que siguen actuando, ¿Qué acciones se están llevando a cabo por parte de los productores de plátano en las negociaciones del POSEI?

“ASPROCAN junto a nuestros socios de Madeira, Martinica y Guadalupe, conformamos la Asociación de Productores de Plátano Europeo (APEB). Desde hace ya prácticamente 30 años trabajamos juntos y coordinadamente. No obstante, nuestra labor es apoyar un trabajo de equipo. Desde que la Comisión presentó su propuesta de reducción de fondos en 2018 nos pusimos en marcha, y tanto los eurodiputados de las RUP como los gobiernos regionales y nacionales, y las principales organizaciones representativas del sector formamos todos un equipo”.

“Desde la APEB y ASPROCAN tratamos de apoyar la labor de todo este equipo, formando parte de él y aportando ideas y propuestas que permitan exponer nuestros argumentos a todos los técnicos y responsables públicos implicados. Hay mucho trabajo detrás”.

– ¿Cuál es el origen de la obtención de estas ayudas europeas por parte del sector del plátano en Canarias?

“En 1993 se estableció una OCM del plátano y desde entonces se dispuso de un sistema de ayudas específico para nuestro sector. Cuando se desmanteló la OCM estas ayudas se trasladaron en 2007 al programa POSEI con la asignación específica de 141 millones de € de ayuda al sector. Un presupuesto que de otra manera no formaría parte del POSEI. Se trata de una ayuda que se asigna debido a la importancia estratégica, social y económica que supone el plátano para las RUP, por lo que sin el plátano ese presupuesto no existiría ni estaría disponible”.

– Una minoría plantea una nueva distribución de los fondos entre subsectores. ¿Cuál es su opinión al respecto?

“Somos agricultores y, por tanto, trabajamos unidos para defender los intereses de todo el sector. La prioridad ahora mismo es el trabajo conjunto de todos los que podamos ejercer algún tipo de actuación en favor del sector primario en un esfuerzo común. Dividir en este momento sólo hace más débil al conjunto del sector primario. No es fácil ni común entender la unidad en el sector agrícola, pero es lo que hoy ha permitido que lleguemos a comercializar más de 400 millones de kilos de plátano al año”.

– Las consecuencias de la Pandemia están generando necesidades en muchos sectores. ¿Cómo justifican la necesidad de mantener el apoyo a la agricultura en este contexto?

“En el segundo trimestre del año el sector primario ha pasado de ser algo menos del 2% al 7% del PIB. Se trata de una situación trágica y condicionada lógicamente por la caída de otros sectores, pero también viene a poner de manifiesto que el sector primario ha sido capaz de sostenerse, demostrando que nuestra actividad es clave y que la excesiva dependencia exterior en materia de primera necesidad es un riesgo. No se puede olvidar que es necesario reforzar las actividades de exportación y cubrir al máximo posible la producción de alimentos sin incrementar la dependencia del exterior. La agricultura no es un mal necesario, es el último recurso para seguir subsistiendo y debemos cuidarlo”.

TE RECOMENDAMOS