baloncesto

El coronavirus suspende el derbi

El positivo de un miembro de la expedición del Gran Canaria, que quedó en cuarentena en Tenerife, aplaza el duelo regional; el calendario no presenta demasiadas opciones para recuperar el encuentro
La ACB deberá encontrar nueva fecha para el partido, después de que ayer se suspendiera tres horas antes de que arrancara. ACB Photo / E. Cobos
La ACB deberá encontrar nueva fecha para el partido, después de que ayer se suspendiera tres horas antes de que arrancara. ACB Photo / E. Cobos
La ACB deberá encontrar nueva fecha para el partido, después de que ayer se suspendiera tres horas antes de que arrancara. ACB Photo / E. Cobos

El maldito coronavirus también jugó su particular derbi. Solo tres horas antes del inicio del duelo que debía enfrentar a Iberostar Tenerife y Herbalife Gran Canaria llegó la comunicación oficial: un miembro de la expedición amarilla daba positivo. No se jugaba. Ahora toca encontrar fecha.

Paradójicamente, el positivo era de las pruebas de cara al encuentro que los grancanarios tendrán que jugar mañana ante el Baskonia, y no las correspondiente al control del duelo con el Canarias, pero, según refleja el protocolo, era imposible jugar ayer.

A toda prisa, se comunicó la situación, suspendiéndose el compromiso a la espera de encontrar una fecha en un apretado calendario, sobre todo el de estos dos equipos, que juegan competición europea.

El calendario

El Iberostar Tenerife juega mañana en el Palau Blaugrana ante el FC Barcelona, para, luego, el miércoles, visitar Italia y medirse contra el Dinamo Sassari de la Basketball Champions League. Sin casi descanso, el domingo 8 de noviembre se verán las caras con el Betis.

Comoquiera que el Gran Canaria jugará también en Eurocup (al cierre de estas líneas falta saber si podrá hacerlo definitivamente con el Baskonia), todo apunta a que el jueves 12 de noviembre podría recuperarse el partido de ayer. El Granca descansaría ese fin de semana, mientras que el Canarias visitaría Manresa el sábado 14.

Con todo, lo de ayer es solo un capítulo más de una temporada atípica, en la que ya se da por imposible que pueda haber aficionados en las canchas de los pabellones de la Liga Endesa, pero ¿será posible acabar la competición como estaba programado?

Más positivos

Solo unas horas antes de que se conociera la suspensión del derbi canario, el MoraBanc Andorra anunciaba que Ibón Navarro, su entrenador, también había dado positivo en coronavirus.

Es cierto que en el protocolo de la ACB está estipulado que se lleven a cabo pruebas COVID con 72 horas de antelación, pero, en el mismo protocolo, se permite viajar sin él siempre y cuando se lleve a cabo en la ciudad de destino. Esto provoca una situación arriesgada, pues un jugador, o miembros del club, podría desplazarse siendo positivo.

Uno de los problemas, nuevamente, vuelve a ser el calendario. La Liga Endesa ha programado 17 jornadas de competición hasta que acabe 2020, algo a lo que habría que sumar que 12 de los 19 participantes juegan competiciones continentales. Se multiplica el riesgo de contagio, pero, además, se aprieta el calendario. Por si nada de esto fuera suficiente, el gasto de las entidades en PCR se dispara, por lo que parece una situación en la que nadie parece demasiado contento.

Esta semana se han aplazados los duelos Iberostar Tenerife-Herbalife Gran Canaria y RetaBET Bilbao-MoraBanc Andorra; en la cuarta jornada se suspendió el Barça – Acunsa Gipuzkoa Basket, y en la quinta, el Herbalife Gran Canaria-Real Madrid, mientras que el pasado 21 de octubre se aplazó el Hereda San Pablo Burgos-UCAM Murcia por un brote (cuatro casos) en el cuadro burgalés. La ACB tiene un problema con el coronavirus que, por desgracia, no tiene fácil solución.

TE RECOMENDAMOS