cultura

El documental ‘Éxodo climático’, del cineasta tinerfeño David Baute, premio Espiga Verde de la Seminci

'Preparations to be Together' triunfa en la LXV Semana Internacional de Cine de Valladolid con tres premios, incluyendo la Espiga de Oro
El cineasta tinerfeño David Baute. / DA
El cineasta tinerfeño David Baute. / DA

El documental Éxodo climático, dirigido por el cineasta tinerfeño David Baute, ha sido galardonado con el premio Espiga Verde en la 65 edición de la Seminci (Semana Internacional de Cine de Valladolid) por la difusión de valores medioambientales. El jurado ha destacado que esta obra recoge tres historias trenzadas en torno a grandes cuestiones de la actualidad, como son las consecuencias del cambio climático y la crisis ambiental sobre las poblaciones más frágiles, que, por ello, se ven obligadas a migrar lejos de su tierra.

“Un relato contado, a su vez, a través de las voces siempre silenciadas de las mujeres”, ha destacado el jurado, compuesto por Carlos Hita (técnico de sonido especializado en sonidos de la naturaleza); David González (socio y voluntario de Greenpeace) y José Manuel Rodríguez Fernández (socio de Ecologistas en Acción).

David Baute estudió dirección cinematográfica en la Escuela de Cine de La Habana y en la actualidad es el director del Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (Ficmec) y el director artístico del Festival de Cine Documental MiradasDoc.

LILI HORVÁT

Preparations to be Together for an Unknown Period of Time, de la joven director húngara Lili Horvát, se ha alzado en la Seminci con el máximo galardón del festival, la Espiga de Oro, además de los premios Pilar Miró al mejor director novel y el de mejor actriz para su protagonista, Natasa Stork. Tanto Horvát como Stork, que intervino vía streaming tras la lectura del palmarés, han agradecido el “increíble honor” que ha supuesto para ellas el galardón, pues han compartido un “viaje muy bonito”. “Estos premios van más allá de cualquier expectativa”, ha confesado la directora.

‘Preparations to be Together for an Unknown Period of Time’, de la húngara Lili Horvát, se alzó con la Espiga de Oro de la 65 Seminci. / Europa Press

Por su parte, el largometraje Gaza Mon Amour, de los gemelos palestinos Tarzan y Arab Nasser, ha conquistado la Espiga de Plata, además del Premio Miguel Delibes al mejor guion, escrito por Fadette Drouard y los propios directores, que han dedicado el galardón “a los palestinos que siguen buscando la esperanza”.

La Seminci ve así confirmada su apuesta por nuevos realizadores cuya trayectoria se ha seguido muy de cerca, pues Lilli Horvát participó en Punto de Encuentro de la 60 edición con The Wednesday Child, su ópera prima, y que logra con su segundo largometraje el máximo galardón del festival. Lo mismo sucede con los gemelos Nasser, que han regresado para alzarse con dos premios años después de que se programara en Sección Oficial su debut, el largometraje Dégradé, también en la 60 edición.

El Premio Ribera de Duero al mejor director ha recaído este año, ex aequo, en dos nuevos directores: Aurel, por Josep, que ha celebrado “orgulloso” el reconocimiento por su primera incursión al largometraje, e Ivan Ostrochovsky por Servants, quien ha mostrado su alegría por la distinción y ha deseado suerte al festival.

Shai Avivi se ha alzando con el premio al mejor actor por su interpretación de un padre a cargo de su hijo autista en el largometraje Here We Are, de Nir Bergman. Mientras, en el apartado técnico, la mejor fotografía ha sido para Matthias Delvaux, por The Cloud in Her Room, ópera prima de Zheng Lu Xinyuan, y el Premio José Salcedo al Mejor Montaje ha ido a parar a manos de Vessela Martschewski, por Persian Lessons, firmada por Vadim Perelman.

Asimismo, el jurado internacional de esta 65 edición ha decidido conceder una mención especial a There is No Evil, del director iraní Mohamman Rasoulof. “Las consecuencias de nuestras acciones parecen tan imperceptibles como el aleteo de una mariposa, pero a través de una película quedan para siempre impresas en nuestra retina”, ha comentado a propósito de la película el productor Peter Bale, presidente del jurado. Se trata, ha agregado, de un filme de “gran fortaleza” y con una construcción dramática del relato que, “al denunciar una realidad local, subraya un tema contemporáneo universal”. Por ello, el jurado ha agradecido tanto al director como al elenco y al equipo “el compromiso con el cine a riesgo de sus propias vidas”.

En cuanto a los cortometrajes, El mártir, de Fernando Pomares, ha obtenido la Espiga de Oro, así como el premio EFA, mientras que la Espiga de Plata ha sido para la producción canadiense Moi, Barnabè, de Jean-François Lévesque. Respecto al premio del público de la Sección Oficial, el título ganador ha sido Nowhere Special, de Uberto Pasolini, con un “notable margen” de 4,57 sobre 5, según ha señalado el director de la Seminci, Javier Angulo.

PUNTO DE ENCUENTRO

El jurado de Punto de Encuentro ha otorgado el primer premio de la sección a 180º Rule, de Farnoosh Samadi, por ser una “denuncia del autoritarismo en la ya oprimida sociedad iraní”, a través de una “narración precisa, eficaz y sin concesiones”. La cineasta iraní suma un premio más de Seminci a su palmarés, ya que es la única que ha ganado dos espigas de oro consecutivas: en 2016 por El silencio, mejor cortometraje en la 61 Semana, codirigido con Ali Asgari, y al año siguiente, está vez en solitario, por el corto La mirada (2017).

El jurado, que ha concedido una mención especial a Piedra sola, de Alejandro Tarraf, ha otorgado el premio de Punto de Encuentro al mejor cortometraje internacional a Omelia Contadina, de JR y Alice Rohrwacher, y el premio al mejor cortometraje español para Stanbrook, de Óscar Bernàcer. El premio del público en esta sección ha recaído en dos películas, que han arrasado con un 5 sobre 5: This is my desire, de los hermanos Arie & Chuko Esiri, y The best is yet to come, de Jing Wang.

TIEMPO DE HISTORIA Y DOC. ESPAÑA

Silencio Radio, de Juliana Fanjul, ha recibido el primer premio de la sección Tiempo de Historia. El documental aborda la figura de la periodista Carmen Aristegui, despedida de la estación de radio donde ha trabajado durante años, quien, apoyada por más de 18 millones de oyentes, continúa su lucha con el objetivo de crear conciencia y luchar contra la desinformación. El jurado ha concedido el segundo premio de la sección a The Reason I Jump, de Jerry Rothwell, además de una mención especial a Caperucita roja, de Tatiana Mazú. En el apartado de cortometrajes, el premio ha sido para 57 días, de Mariano Lumbreras, y se ha concedido una mención a Huntsville Station, de Jaime Meltzer y Chris Filippone.

En la sección DOC. España, el trabajo ganador ha sido Tierra de leche y miel, de Gonzalo Recio, Héctor Domínguez-Viguera y Carlos Mora Fuentes, porque, “desde la distancia de la cámara, individualiza el drama de los refugiados a través de tres historias que, pese a su lejanía geográfica, entablan un diálogo”. Además, el jurado de esta sección ha decidido conceder una mención especial a El niño de fuego, de Ignacio Acconcia, “por su habilidad en mostrar la singular vida del joven” y por suponer una aproximación a “cómo enfrentarse a las catástrofes propias”. Por último, De perfil, de Alejandro Renedo, ha ganado la sección Castilla y León en Corto, cuyo jurado ha concedido, además, una mención a Reflejo, de Juan Carlos Mostaza.

OTROS PREMIOS

Además de la Espiga Verde para Éxodo climático, del tinerfeño David Baute, entre los restantes galardones figura la Espiga Arco Iris para el cortometraje sueco The Night Train, del director Jerry Carlsson, “por mostrar, de manera sencilla y natural, el viaje hacia la propia orientación sexual”. Por último, el jurado del Premio Blogos de Oro, compuesto por Carlos Minondo, Alberto Vandenbroucke y Daniel Farriol, ha decidido conceder el premio a la película There Is No Evil, de Mohammad Rasoulof, por su “elegante y valiente alegato” sobre la pena de muerte abordando el dilema entre la libertad y las creencias del individuo en un régimen autoritario, todo ello “sin caer en el sensacionalismo”.

TE RECOMENDAMOS