sanidad

Fermín: su plasma es un tesoro que ya salva vidas a enfermos de covid

Los médicos están transfundiendo este fluido coloidal a pacientes contagiados. "En mi caso fue un salvavidas", dice Vicente, con un tumor.
Fermín Cabanillas es donante de plasma hipermune tras contagiarse del Sars-Cov-2 y generar anticuerpos. Marcos Moreno

“Doy gracias a ese donante anónimo. Seguramente, parte de su sangre me salvó de morir. Sin ella no sé dónde estaría ahora mismo. Igual, vivo. O, quizás, muerto. No lo sé…”

Vicente Reus, de 67 años, dio positivo en un test PCR de coronavirus SARS-CoV-2 a principios de marzo. Sufría fiebre alta, leves problemas respiratorios y constantes dolores musculares.

Los médicos decidieron ingresarlo en el Hospital Regional Universitario de Málaga por ser un paciente de riesgo al estar en tratamiento a causa de un tumor ganglionar (linfoma no Hodgkin) diagnosticado en diciembre de 2018, un mes después de jubilarse. Tras una semana en planta, Vicente recibió el alta. Pero reingresó poco después. Los síntomas continuaban y el virus no se había marchado de su cuerpo.

Los análisis detectaron que el anticuerpo que le suministraban para combatir el tumor no le permitían generar a su vez anticuerpos con los que eliminar el virus. Es decir, los fármacos que trataban de eliminar el linfoma estaban evitando que se curara de la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2.

A las dos semanas de esa segunda hospitalización, y ante un cuadro clínico que no mejoraba, el doctor Marcial Delgado, especialista en Medicina Interna del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Regional de Málaga, propuso a Vicente transfundirle plasma de un donante que ya hubiera superado la enfermedad y que hubiese generado anticuerpos.

Puedes leer aquí el artículo completo.

TE RECOMENDAMOS