San Juan de la Rambla

La alcaldesa de San Juan de la Rambla espera por la Junta Electoral para dimitir de su cargo

El director insular de Seguridad y Emergencias, Cayetano Silva, inhabilitado por el mismo caso, renuncia siguiendo el código ético del PSOE; ambos recurrirán la sentencia

La alcaldesa de San Juan de la Rambla, Fidela Velázquez, (PSOE) espera por la Junta Electoral Central para dejar el sillón de la Alcaldía tras haber sido inhabilitada de cargo y empleo público durante 8 años, 6 meses y un día por un delito de prevaricación al indemnizar con 4.220 euros al medianero de un terreno adquirido por el Ayuntamiento en el año 2005 y hacerlo en contra del criterio del secretario y del interventor municipal.

La misma sentencia condena por siete años al entonces concejal de Hacienda y director insular de Seguridad y Emergencias, Cayetano Silva, quien ayer dimitió de este último cargo debido a su situación actual. “Conociendo el código ético de mi partido, he decidido dar un paso a un lado y, a la vez, anuncio un recurso contra la sentencia”, manifestó a través de un comunicado.

“Agradezco la oportunidad que he tenido de trabajar durante este año con grandes profesionales y quiero destacar la labor del Consorcio de Bomberos, protección civil en general, los ayuntamientos de la Isla, así como la de todo el personal del área de Gestión del Medio Natural y Seguridad. Ha sido un periodo de trabajo intenso y muy gratificante en el que he podido contar con la colaboración de personas e instituciones de toda la isla”, sostuvo.

Igual que su compañero de filas, Velázquez también recurrirá la sentencia, dado que no es firme. En su caso, el procedimiento para dejar el cargo es más complejo al ser alcaldesa y por eso ha solicitado a la Junta Electoral Central la hoja de ruta que debe seguir al estar vinculada su inhabilitación con el artículo 6.2 apartado B de la LOREG, que a su vez guarda relación con el 6.4. Al mismo tiempo, ha hecho una providencia a Secretaría para que demande la sentencia que todavía no se la notificado al Ayuntamiento de manera oficial.

“Una vez que tenga en la mano la hoja de ruta, actuaré disciplinadamente”, aseguró a este periódico, dejando claro que dimitirá de su cargo como alcaldesa pero lo hará “siguiendo el procedimiento correcto y de manera ordenada”.

Fuentes consultadas por este periódico indican que ello supone seguir dos pasos fundamentales contemplados en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales (ROF). El primero de ellos es la celebración de una sesión plenaria para que este órgano tome constancia de su dimisión y una vez que ésta se acepta, se deberá trasladar esta decisión a la Junta Electoral Central para que sustituya su acta por la del siguiente candidato en la lista del PSOE en las últimas elecciones municipales, que en este caso es Tomás Oramas.

Es necesario esperar a que llegue su credencial para convocar un nuevo pleno y elegir así al sustituto o sustituta de Velázquez. Esta responsabilidad recaerá en el primer teniente de alcalde, Juan Siverio, que se desempeñará como alcalde en funciones mientras dure todo este proceso. Sivero es concejal de AUP-Sí se puede en virtud del pacto tripartido de gobierno, también conocido como ‘pacto por la concordia’ de San Juan de la Rambla, firmado en junio de 2019 con el PSOE y al que hace tres se incorporó AIS-CC.

Curiosamente fue un exalcalde de esta última formación política y actual portavoz de San Juan de la Rambla Somos Todos, Manuel Reyes, quien en el año 2005 se negó a abonar el importe correspondiente al dueño del terreno, pese a que su compra se había formalizado durante su mandato y a que existía un acuerdo verbal con uno de sus concejales, en concreto, José Luis Martín, quien así lo ratificó como testigo del proceso, tal y como consta en la sentencia.

Baja del partido

No obstante, pese a que no ha trascendido públicamente, Fidela Velázquez presentó su baja como militante del PSOE en dos ocasiones, la primera, al conocerse que tenía que declarar en juicio oral, pero no fue aceptada. Es más, su partido la respaldó y decidió que fuera ella la candidata en los últimos comicios, y la segunda, el miércoles, una vez que conoció el contenido de la sentencia.