San Juan de la Rambla

El vecino que lleva cuatro meses con filtraciones en su casa pierde los nervios y es detenido

Tras volver a ver a su mujer achicando agua, Félix, en un intento desesperado por solucionar el problema, acudió a una de las avenidas principales del municipio gritando e impidiendo el tráfico de vehículos

La familia de San Juan de la Rambla afectada por las filtraciones que inundan su vivienda desde el pasado mes de agosto y de la que se hizo eco DIARIO DE AVISOS hace unas semanas ha llegado a su límite. Félix, tras observar a su mujer nuevamente achicando agua en el garaje, perdió los nervios esta misma mañana. En un intento desesperado por solucionar el problema, acudió a la avenida de La Libertad, situada en el casco del municipio, gritando e impidiendo el tráfico de vehículos. Minutos después, fue detenido por la Policía Local, que ha confirmado los hechos a este periódico sin revelar más detalles, ya que “se está llevando a cabo una investigación”.

Según cuentan los vecinos que fueron testigos del incidente, Félix se mostraba bastante nervioso y, al parecer, como opuso resistencia, los agentes decidieron tirarlo al suelo para retenerlo y colocarle las esposas. En un vídeo grabado por uno de ellos, puede observarse cómo dos agentes lo trasladan al vehículo policial ante el asombro y la conmoción del resto de viandantes. Fue arrestado por desacato a la autoridad y se le ha tomado declaración. Además, fue trasladado a un centro de salud debido a las heridas que le ocasionaron los grilletes. En estos momentos, ya se encuentra en su domicilio.

Su familia, perjudicada por las inundaciones, ha decidido ponerse en contacto con el Diputado del Común para acudir con toda la información recopilada a lo largo de estos meses. De hecho, el 20 de noviembre ya habían presentado una denuncia en el propio Consistorio. En una conversación telefónica, los afectados han explicado que el 30 de noviembre varios trabajadores del Ayuntamiento repararon una fuga de agua observada en el colegio de la localidad y que, por diferentes circunstancias, podría coincidir con la misma causa de su contratiempo. Y es que el centro escolar está ubicado a escasos metros de la casa de Félix.

Por su parte, el Consistorio ramblero publicó en su día un comunicado a través de su cuenta en Facebook mediante el que declara que “sigue intentando descubrir el origen de las filtraciones y descubrir en qué momento se tuvo conocimiento del problema por el antiguo concejal de área y qué medidas tomaron”. La nota recoge que “en cuanto se sepa el origen, se comunicará por esta misma vía”.

Sin embargo, hasta ahora, Félix, su mujer y su hija continúan achicando agua varias horas al día, sin ninguna solución a la vista y viendo cómo la pesadilla se repite una y otra vez.