CD TENERIFE

El Tenerife de Ramis pierde su esencia en el Anxo Carro

Un fallo de intensidad defensiva permitió al Lugo ponerse por delante con un tanto de Cristian Herrera

CD Lugo - CD Tenerife
CD Lugo – CD Tenerife

Suspenso colectivo del CD Tenerife en su visita al Anxo Carro, donde los blanquiazules completaron el partido más flojo de los hasta ahora visto de la era Ramis. Ni una sola ocasión de gol clara tuvo la escuadra blanquiazul, mientras que su rival aprovechó dos llegadas a la meta de Dani Hernández para ganar un botín más que merecido. Así se corta la racha de tres triunfos consecutivos en Liga que los de Ramis cosecharon.

Se esperaba que Luis Miguel Ramis tirara del doble lateral, tanto en la derecha como por la izquierda, para suplir las numerosas bajas que tiene para el encuentro disputqado en el Anxo Carro. Sin embargo solo apareció en el costado zurdo con la presencia de Álex Muñoz y Carlos Pomares. Para la derecha utilizó la fórmula que ya empleó en los últimos minutos el partido de Copa del Rey contra el Villarreal: Moore fue el lateral derecho y, por delante, jugó Valentín Vada.

El Lugo se puso por delante en el marcador muy pronto, fruto de un fallo de intensidad cometido por los jugadores del CD Tenerife. Los locales pusieron un centro atrás desde la banda izquierda y el grancanario Cristian Herrera remató con la zurda libre de oposición. La defensa tinerfeña pudo haber hecho mucho más para evitar el 1-0, al igual que el portero Dani Hernández.

El gol dejó al equipo de Ramis despistado y sin capacidad de reacción. Los blanquiazules cometieron demasiados fallos en la zona de seguridad, algunas de ellos demasido groseros, y no supieron reaccionar durante el resto de la primera parte. Apenas pisó el área rival el cuadro visitante, que se fue a los vestuarios con la sensación de que había que cambiar bastantes cosas como para sacar un resultado positivo de la visita a Lugo.

La segunda parte comenzó igual de mal que el partido. El Tenerife seguía sin enterarse del argumento de la película y su entrenador tampoco quiso cambiar el guión, ya que dejó a los mismos protagonistas que jugaron en el primer acto.

El Lugo se aprovechó de la inexistencia sobre el campo de su adversario para poner tierra de por medio en el marcador. Fue a través de una falta directa ejecutada por Hugo Rama y que no llegó a tocar ni la defensa visitante, ni el ataque local. Pero el VAR intervino para revisar la acción por un posible fuera de juego. Finalmente se dio validez al gol, que subió al marcador. 0-2. La distancia parecía insalvable para un Tenerife que se parecía más al equipo de Fran Fernández que al de Ramis.

Precisamente el entrenador tarraconense reaccionó a consecuencia del segundo gol gallego metiendo en el campo a Jorge y a Javi Alonso, relevando a Pomares y a Vada, respectivamente. Esto pasó en el minuto 58, mientras que en el 72 siguió el carrusel de cambios con la llegada al encuentro de Folch, por Apeh, y de Joselu, por Aitor Sanz.

Con todas estas incorporaciones el Tenerife mejoró algo y por lo menos pudo acercarse a la meta lucense. Jorge tiró al exterior de la red en el 73 y en el 77 Joselu la lanzó arriba tras una prolongación de cabeza de Fran Sol.

Desde ese momento ya estaba claro que el partido se jugaba en una sola dirección, fruto del cansancio del Lugo y de la necesidad de un Tenerife que, a pesar de todo, no era capaz de encontrar la fórmula para hacer daño al Lugo.