Guía de Isora

Guía de Isora ejecuta varias obras para ampliar la distribución de agua desalada

La intención del Ayuntamiento es, una vez abastecida la zona costera, subir el suministro a las medianías y ‘descargar’ así algunas galerías

Estación desaladora de Fonsalía, en la costa de Guía de Isora. Sergio Méndez
Estación desaladora de Fonsalía, en la costa de Guía de Isora. Sergio Méndez

Guía de Isora, uno de los municipios canarios con mejores rendimientos hidráulicos, ejecuta un plan de inversiones para garantizar y ampliar el suministro de agua procedente de la desaladora de Fonsalía tanto en las zonas costeras como en las medianías, para lo que se trabaja en diversas obras.

Desde octubre comenzó el suministro de agua desalada para el consumo doméstico en Playa San Juan, con un volumen de entrada al depósito de 1.000 metros cúbicos diarios, y próximamente está previsto ampliar el servicio a la localidad costera de Alcalá.

Ya ha finalizado la obra de instalación de tuberías y válvulas para abastecer la zona de Punta Blanca en condiciones adecuadas de caudal y presión. El recorrido de la canalización se inicia en el casco urbano de Alcalá, en dirección norte, cruza la calle La Costa y discurre por el camino denominado Finca La Lajita hasta llegar al litoral próximo al nuevo paseo que conecta Alcalá y Varadero.

Otra obra ya finalizada es la mejora de la red en la calle Las Mojas, en Chío, que resultaba insuficiente para dar un correcto servicio de caudal y presión a las viviendas, que sufren averías y cortes de suministro.

Otras acciones en marcha son la obra de la calle de Los Tomateros y Carretera Los Pajales, desde Chío a Alcalá, donde se trabaja para ampliar la tubería; la mejora de las infraestructuras de la red de Acojeja, y las obras de mejora del depósito de Chirche. La inversión global para estas actuaciones (las finalizadas y las que se ejecutan) se acerca a los 200.000 euros.

En cuanto a las previsiones a medio plazo destaca la estación de bombeo de Lomo del Balo, para subir agua desalada hasta el casco de Guía de Isora, una ambiciosa obra destinada a asegurar el suministro de los núcleos de la zona alta, como Chío, Chiguergue, Chirche, Aripe y El Jaral.

“La intención del Ayuntamiento es, una vez abastecida toda la zona costera, y a partir de una serie de obras muy importantes, valoradas en más de medio millón de euros, subir el agua hasta la zona de medianías. De esta forma, también conseguiremos liberar agua de alta calidad de algunas galerías”, indicó a este periódico la alcaldesa de Guía de Isora, Josefa Mesa.

La regidora manifestó que la desalación de agua a raíz de la construcción de la estación de Fonsalía “marca un antes y un después” en el municipio. “Es importantísimo por la situación actual de los acuíferos y porque la calidad mejora notablemente, igual que la conductividad”. Mesa remarcó que “la intención es disponer de agua de calidad y de las mejores infraestructuras que se pueden tener para que el suministro llegue a nuestros vecinos con todas las garantías”.