cabildo

La depuración en la Isla Baja crea debate entre Sí Podemos y el Gobierno insular

La formación morada defiende el modelo de tratamiento natural o extensivo, arguyendo un menor impacto y gasto energético
Las consejeras de Sí Podemos Canarias en el Cabildo de Tenerife, Ruth Acosta y María José Belda, y su compañero de filas y consejero insular, David Carballo | FRAN PALLERO

Alineado con la Plataforma Los Silos-Isla Baja, el grupo de Sí Podemos Canarias en el Cabildo de Tenerife anunció ayer que en el próximo Pleno de la institución, a celebrarse mañana, presentará una moción en defensa de un sistema de depuración de aguas residuales alternativo a la propuesta del Gobierno insular para la comarca de la Isla Baja. La formación morada, en concreto, detalló que en su iniciativa animará a PSOE-Ciudadanos “a instaurar el modelo de depuración natural y resiliente”, entendiendo que este supondría una menor necesidad de bombeo de líquido elemento, reduciendo así el gasto energético respecto a la instalación proyectada por la Consejería de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, que dirige el socialista Javier Rodríguez.

Y si bien los apoyos con los que puede llegar a contar la propuesta en el Pleno aún no han sido afianzados, tal como reconocieron la portavoz del grupo, María José Belda, y la consejera Ruth Acosta, que señalaron que “las negociaciones siguen en curso”, lo cierto es que se prevé un fuerte debate en el Salón de Plenos, puesto que en torno al tratamiento de las aguas en dicha zona gira una de las medidas claves del equipo que capitanea Pedro Martín. De hecho, el titular del Área ha sido muy crítico con el sistema planteado por el colectivo vecinal y que respalda Sí Podemos, teniendo en cuenta que, a su juicio, sería más invasivo para el terreno, al contemplar la construcción de hasta siete infraestructuras.

Frente a estos argumentos, Ruth Acosta sostuvo justamente lo contrario: que la depuración “convencional ocupa mucho más espacio” y el modelo natural o extensivo, explicó, “es descentralizado, con lo cual nos vamos a ahorrar todos los sistemas de bombeo”, implicando, a su vez, que se minimice el consumo energético (“nos estamos ahorrando torretas y líneas de alta tensión”), canalizaciones y alcantarillado. Todo ello, dijo la consejera, con el fin de generar el menor impacto posible y buscar “que se ajuste a los principios de emergencia climática”. Y es que, tal como denunció DIARIO DE AVISOS, cada día se vierten al mar cerca de 700.000 litros de aguas sin tratar procedentes de los municipios de Buenavista del Norte, Garachico y Los Silos -que conforman la Isla Baja-, con el consiguiente riesgo para la biodiversidad del lugar.

PUNTO DE DISCORDIA

Las consejeras de Sí Podemos también admitieron que “desde hace tiempo” son conscientes de que la elección de un sistema de depuración para la comarca norteña “es una de las cuestiones en las que menos coincidimos el grupo de Gobierno y nosotros”. A este respecto, Ruth Acosta afirmó que los principales apoyos los habrían encontrado por ahora en otros partidos, que habrían mostrado “predisposición a apoyarlo”. Aun así, ayer se manifestaba optimista: “De todas formas, quedan dos días para el Pleno y tenemos la esperanza de llegar a un acuerdo con todas las partes”. Es más, María José Belda recordó que en una reunión de la Comisión Plenaria de Sostenibilidad el consejero Javier Rodríguez “parece que se abre a que, dentro de la estrategia de depuración que está planteada en la Isla, empiecen a convivir los dos sistemas (convencional y natural)”, como, aseguró, “ya han venido haciendo”.

TE RECOMENDAMOS