cultura

“No solo hay un legado oculto de mujeres compositoras, sino también uno visible, pero muy pocas veces interpretado”

Esther Ropón, Irina Peña y Johanna Kegel, integrantes del Trío Hensel, de piano, violín y violonchelo
Esther Ropón, Irina Peña y Johanna Kegel. / DA

El Festival En Paralelo, que hasta el 4 de febrero se despliega por el Archipiélago como una propuesta integrada en el Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC), que tendrá lugar el próximo mes de julio, cuenta entre los artistas de su programación con el Trío Hensel: la chelista Johanna Kegel, la violinista Irina Peña y la pianista Esther Ropón. Para su presentación en el festival, las tres intérpretes han escogido un repertorio conformado por obras de otras tantas compositoras, dos del siglo XIX, Fanny Mendelssohn-Hensel y Clara Schumann, y una actual, la canaria Laura Vega. Este sábado actuaron en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria y el próximo, el 23 de enero, lo harán en Tenerife, en el Teatro Leal de La Laguna (19.00 horas). Sobre música, y también acerca del protagonismo -y, sobre todo, del reconocimiento- de la mujer en la cultura y en la sociedad, mantuvieron esta charla con DIARIO DE AVISOS.

-Han acudido al Festival En Paralelo con un programa dedicado a obras de Fanny Mendelssohn-Hensel, Clara Schumann y Laura Vega. ¿Queda aún mucho legado musical oculto por descubrir, muchas partituras de compositoras del pasado que se han de llevar a las salas de conciertos?
Irina Peña: “Por supuesto. No solo el legado oculto, sino también el visible, pero pocas veces interpretado. Le sorprendería descubrir la gran cantidad de mujeres, hoy más o menos reconocidas, que ya componían desde la Edad Media. Qué decir de las compositoras que llegaron más tarde, en el Renacimiento, el Barroco y el Clasicismo, épocas anteriores a las que abordamos en el repertorio de este programa. Por poner un ejemplo: la hermana mayor de Mozart, Nannerl, componía también, pero casi no tuvo visibilidad”.

-Una de las autoras que interpretan, Laura Vega (Las Palmas de Gran Canaria, 1978), es contemporánea. ¿El mundo de la música ha normalizado ya esta situación o aún hay dificultades para programar a compositoras?
Esther Ropón: “La música y la cultura en general no son ajenas a la realidad compleja a la que nos enfrentamos las mujeres en el mundo laboral. Hemos dado pasos, sin duda, pero queda un largo camino por recorrer hasta lograr una igualdad real. Si observamos la programación cultural de la mayor parte de salas de conciertos, la composición, la dirección de orquesta, incluso los solistas, son campos predominantemente masculinos. Hasta la dirección de los teatros. Afortunadamente, asistimos a un cambio de paradigma, pero no debemos bajar la guardia y hay que seguir luchando por una igualdad más profunda que abarque todos los ámbitos”.

“La música no es ajena a la realidad de las mujeres en el mundo laboral; aún queda un largo camino”

-¿Cuál es la principal diferencia que encuentran, los retos que plantea, entre abordar esta experiencia en trío y la de subirse al escenario en solitario o formando parte de una orquesta?
E. R.: “Cada concierto es un universo en sí mismo, no solo por la formación que lo integra, sino también por el repertorio que se va a interpretar. Siempre lo asumimos con mucho respeto al público y a la partitura, pero, sin duda, compartir música y emociones sobre el escenario sintiéndonos arropadas es un regalo. La complicidad es muy importante y eso al público le llega”.

-¿En este repertorio que han escogido para sus conciertos existe algún hilo conductor, más allá de que se trate de autoras de los siglos XIX y XXI, algún posible diálogo o complicidad entre la música de estas compositoras?
I. P.: “Precisamente por tratarse de compositoras de diferentes estilos y épocas, pienso que su lenguaje no tiene nada que ver. En el caso de Fanny y Clara, su lenguaje tiene más aspectos comunes, por pertenecer ambas a la época del Romanticismo, incluyendo además la clásica forma de sonata en algunas de sus obras, aunque cada una usará después sus influencias particulares, tanto provenientes de las corrientes cercanas como de compositores e intérpretes cuyos consejos tomaban. Estos compañeros de profesión formaban parte de su familia o de su círculo más cercano. Sin embargo, la obra de Laura tiene un estilo más personal, de inspiración propia, incluso con algún guiño al folclore canario”.

“Apostar por la cultura es lo más inteligente y sano para sobrellevar esta nueva normalidad”

-¿El hecho de mantener una relación de amistad entre las intérpretes, en este caso, en una formación de trío, llega a reflejarse en el resultado que recibe el público o más bien todo radica en la profesionalidad?
Johanna Kegel: “Que exista amistad entre las tres ha ayudado mucho a la hora de trabajar en el proyecto, ya que las horas de ensayo han sido muy gratificantes, llenas de complicidad y respeto. Cierto es que uno siempre aborda los retos con la mayor profesionalidad posible, pero si ese plus añadido podemos trasladarlo en los conciertos y el público así lo recibe, sería toda una satisfacción”.

-La pandemia del coronavirus en la que estamos inmersos ha trastocado los planes de todos. ¿Cómo han vivido y están viviendo esta situación, ahora que no resulta nada sencillo programar un concierto con público en la sala?
J. K.: “Ha sido muy duro para el mundo de la cultura asumir este cambio tan drástico. Apostar por la cultura en estos momentos nos parece el camino más inteligente y sano para sobrellevar esta nueva normalidad. Teatros y auditorios son ahora mismo lugares muy seguros, con unas medidas de higiene y seguridad encomiables. Hemos comprobado a lo largo de estos meses que, a pesar de la reducción de aforos, hay mucha demanda para consumir arte; la sociedad necesita de él para desconectar de la realidad que estamos viviendo. Por ello nos sentimos agradecidas de poder seguir ofreciendo música a nuestro público”.

“Poder compartir música y emociones sobre el escenario es un regalo; y eso al público le llega”

-¿Cuál es el camino que desean recorrer con el Trío Hensel? ¿En qué nuevos proyectos trabajan o en qué aspectos desean profundizar relativos a la música compuesta por mujeres?
“Continuar tocando conciertos, tanto dentro como fuera de las Islas, es lo que más ilusión nos hace. No pretendemos centrarnos solo en la composición femenina como objetivo principal, pero por supuesto que incluiremos repertorio compuesto por mujeres que nuestra formación de trío nos permita, más allá de la función divulgativa. De hecho, ya tenemos alguna cosa pensada para nuestros próximos conciertos…”.

TE RECOMENDAMOS