el tanque

El Tanque puja para tener la primera central hidroeléctrica de bombeo

El Plan Hidrológico Insular contempla 22 posibles localizaciones, entre las que sobresalen la Isla Baja y Güímar, para producir energía a más de una tercera parte de la Isla
Embalse en la zona de Erjos, próximo a la localización en la Isla que se contempla en el Plan Insular para la futura central. DA
Embalse en la zona de Erjos, próximo a la localización en la Isla que se contempla en el Plan Insular para la futura central. DA

El alcalde de El Tanque, Román Martín, aspira a que el municipio, pese a ser uno de los más pequeños, albergue finalmente la primera central hidroeléctrica de bombeo de la Isla.

Esta instalación, contemplada en el Plan Hidrológico de Tenerife, elaborado por el Consejo Insular de Aguas, plantea 22 ubicaciones posibles para estos ciclos hidroeléctricos, entre las que sobresalen las de la Isla Baja y la de Güímar.

En el caso de la primera, está ubicada entre El Tanque y Sibora, en la costa de Los Silos. Según Martín, las reuniones técnicas de coordinación entre Gobierno de Canarias, Cabildo e ITER llevadas a cabo en su momento, “evaluaron la magnitud de la potencia de turbinado que se necesita y la inversión consiguiente, así como la localización respecto al sistema eléctrico insular, y se apostó por el mencionado emplazamiento”.

La inversión necesaria asciende a casi 279 millones de euros que debe financiar Red Eléctrica de España (REE), y para El Tanque supondría la generación de empleo y empezar a potenciar un sector, además de una oportunidad de cohesionar la Isla y favorecer el desarrollo del Norte.

El proyecto de la central hidroeléctrica es sumamente importante para la comarca Isla Baja, porque sería capaz de generar con energías limpias casi el 40% de la demanda eléctrica media de Tenerife.

Para ello, además de dos depósitos o embalses a cotas distintas, uno superior o de cabecera y otro inferior, se necesita la construcción de un salto de agua, de más de 1.000 metros de altura que en caso de hacerse sería el mayor de España al generar una potencia de unos 207 megawatios y casi 2,5 millones de kilowatios hora al día (unas 30 veces mayor que el de Gorona del Viento, en El Hierro, y similar a Chira-Soria en Gran Canaria.

“La ubicación definitiva no está definida, por eso queremos manifestar nuestra aspiración y pedimos que se cumplan los estudios que hizo en su momento el Ciatfe y que establecen que es el punto donde se puede generar mayor energía. Sería absurdo que se instalase en otra zona, porque el desnivel que tiene es bastante importante y ese salto de más de mil metros que se contempla será capaz de generar esa energía”, insiste el mandatario.

Sin embargo, el consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez Medina, argumenta que si bien ambas ubicaciones son idóneas, la de Güímar cuenta aún con condiciones más favorables debido a que permite regenerar un espacio que está totalmente antropizado y machacado como es el ámbito extractivo. Una zona completamente degradada porque se estuvo haciendo un aprovechamiento minero durante décadas y se han presentado multitud de propuestas, muchas de ellas disparatadas, pero en este caso se trata de un proyecto “serio que permitiría rehabilitarlo parcialmente y eso juega a favor del Valle de Güímar”, subraya el consejero.

Otra ventaja es que el corredor energético insular pasa por allí y esta cercanía facilitaría el transporte y el almacenamiento.

Aunque no le compete al Ciatfe desarrollar y ejecutar esta infraestructura sino a Red Eléctrica Española, es necesario la opinión y valoración de las administraciones públicas que tienen competencia en la materia, aunque será la empresa española la que tenga la última palabra.

“La Isla Baja siempre ha optado por otro modelo”

Javier Rodríguez asegura que la Isla Baja “siempre ha apostado por un modelo que no pasa por este tipo de infraestructuras sino por buscar alternativas que van en otro sentido”. No obstante, más allá del lugar que se ubique, “la necesidad existe y hay que valorar muchos factores para no quedarse con una visión simplista”, añade.

TE RECOMENDAMOS