santa cruz

La empresa Alsa renuncia al contrato del tren y la guagua turística de Santa Cruz

El Ayuntamiento ya trabaja en un nuevo pliego para licitar cuanto antes el servicio que se vio interrumpido con la declaración del estado de alarma en marzo de 2020, licitación que aprovechará para introducir nuevas prestaciones como la creación de una tarjeta City Pass
La empresa Tenerife City View renunció al contrato cuando aún le quedaba un año de la concesión. / DA

La crisis económica que la pandemia de la COVID-19 ha traído consigo está afectando no solo a los productos netamente turísticos como vuelos o alojamientos sino también a todos aquellos que orbitan a su alrededor. Ese es el caso del servicio de guagua y tren turístico de la capital, que dejó de prestarse en marzo de 2020 tras la declaración del estado de alarma, y al que ahora, la empresa adjudicataria, Tenerife City View, perteneciente a la multinacional del transporte Alsa, renuncia ante la incertidumbre económica que vive el sector turístico. “Lamentablemente, este servicio se ha visto afectado gravemente por las restricciones impuestas para frenar la expansión de la COVID-19, por lo que fue suspendido en marzo con la declaración del estado de alarma, y no se volvió a reanudar a lo largo de todo 2020 por las limitaciones en la llegada de turistas, sobre todo de cruceros”, explicó a DIARIO DE AVISOS el concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello. “La división turística de la empresa Alsa no ha soportado este embate y desde el Ayuntamiento ya trabajamos para volver a licitar cuánto antes este servicio”, añadió el edil.

Aunque las condiciones actuales no permiten el arranque de este circuito que cuenta con una flota compuesta por 7 guaguas y 3 trenes, explica Cabello que, “la licitación la haremos ya, pero de forma que la entrada de la empresa adjudicataria se produzca condicionada a que las recomendaciones sanitarias así lo permitan. De esta forma, la empresa que resulte ganadora del concurso podrá ir, por ejemplo, rotulando y avanzando en el desarrollo del servicio hasta que empiece a operar cuando ya estén los cruceros”. “Las condicione del contrato serían similares -continua- pero condicionando las aportaciones del canon a la recuperación de volúmenes de tráfico similares a antes de la crisis”.

El edil recuerda que los indicadores que ofrecía este complemento turístico antes del parón pandémico mostraban un claro crecimiento en el número de usuarios. “Estamos hablando de que en 2019, más de 56.000 personas usaron la guagua o el tren turístico, el 33% más que en 2018. Es un proyecto que se había afianzado a lo largo de estos años como recurso fundamental del destino turístico, permitiendo conocer fácilmente la ciudad y mejorar la movilidad del visitante”, añade el también concejal de Fiestas.

“El 2020 comenzó con excelentes perspectivas, con un incremento del 29,3% en el número de usuarios en enero, casi 6.000 personas, concentrándose su uso entre las 9.30 y 12.30 horas, donde se utilizó por el 62,2% de los usuarios”, detalla Cabello, quien defiende que este es un servicio que “permite democratizar los ingresos turísticos ya que deslocaliza el entorno del puerto, de forma que se genera un impacto económico en otros puntos de la ciudad a través de las 18 paradas con las que cuenta el circuito”.

El edil apunta que, aprovechando que debe licitarse de nuevo este servicio, se van implementar mejoras como por ejemplo la creación de una tarjeta City Pass. “Se trata de aglutinar en un mismo sistema productos diferentes como excursiones, rutas y oportunidades tanto comerciales como de restauración, todo con un enfoque turístico”. Cabello va más allá y ya piensa en el sistema que está a punto de activarse, el de los bonos consumo. “Con ese sistema podemos introducir más opciones de consumo para los turistas. Así, por ejemplo, si se compra un pase para la guagua, podemos habilitarle con sus datos una serie de códigos QR que lleven descuentos adicionales. También podría servir para implementar lo que yo denomino la búsqueda del tesoro, y que es, por ejemplo, si adquiere el pase, compra en la zona centro y visita la Casa del Carnaval, gana un descuento del 20% para almorzar en un restaurante de la ciudad”.

TE RECOMENDAMOS