política

La jueza suspende cautelarmente la expulsión de Mena del PSOE

La magistrada sostiene que la petición del alcalde “no se basa en meras alegaciones caprichosas” y que este podría verse privado de sus derechos de forma “irrecuperable”
José Julián Mena ocupa la Alcaldía de Arona desde 2015 y obtuvo mayoría absoluta en las elecciones de 2019. DA
José Julián Mena ocupa la Alcaldía de Arona desde 2015 y obtuvo mayoría absoluta en las elecciones de 2019. DA

La titular del Juzgado de primera Instancia Número 1 de Arona, Nidia Méndez Martín, ha suspendido cautelarmente la expulsión del PSOE del alcalde de Arona, José Julián Mena, y ha condenado al partido a pagar las costas del procedimiento judicial. La suspensión de la expulsión se produce de forma cautelar “sin prejuzgar el fondo del asunto” y en tanto se resuelve la petición de Mena de que se anule definitivamente el procedimiento de expulsión seguido por la Ejecutiva Federal y secundado por las direcciones regional y tinerfeña.

En el auto, la magistrada adelanta que “parece verosímil” el argumento del alcalde, apoyado por la Fiscalía, “en cuanto a que no existe base razonable para que se tomase la decisión de expulsión”. Sostiene que la petición de Mena “no se basa en meras alegaciones caprichosas y sin fundamento sino que, a priori, parece tener base en la documentación aportada”. Añade la jueza que “concurre el requisito de buen derecho, máxime si tenemos en cuenta el cambio en el modo de notificar las diversas resoluciones del expediente”.

Por tanto, a juicio de la jueza, “resulta judicialmente aceptable la pretensión” del demandante e indica que “de no adoptarse la medida que ahora se solicita, se vería privado del ejercicio de todos los derechos que comporta la integración como miembro o afiliado a una asociación política, quedando por tanto apartado de la actividad interna y externa del partido, siendo obvio que el ejercicio de estos derechos sería irrecuperable a posteriori, pues muchos de ellos no los podrá hacer valer en otro momento”.

Durante la vista del pasado martes, el fiscal defendió que hay razones para pensar que el PSOE vulneró los derechos de José Julián Mena, al comunicársele el pliego de cargos sin posibilidad de presentar alegaciones ni de ser escuchado. “Independientemente de las razones de fondo, el procedimiento que finaliza con la expulsión del demandante (José Julián Mena) no le ha garantizado el principio de contradicción, ya que no se ha cumplido con el procedimiento de un trámite tan esencial como es la posibilidad de proponer pruebas y la de ser oído. Entendemos que vicia el procedimiento”, manifestó el representante del Ministerio Fiscal.

La jueza condena a costas al Partido Socialista y fija 500 euros a Mena como importe de caución para responder eventualmente por daños y perjuicios al partido. Fuentes próximas a la dirección regional del PSOE confirmaron ayer a este periódico que se presentará un recurso de apelación (para lo que dispone de un plazo de 20 días) sobre el que deberán pronunciarse tres magistrados de la Audiencia Provincial.

El auto de la titular del Juzgado de primera Instancia Número 1 de Arona ha sido dictado cuatro días antes del pleno extraordinario, convocado para el próximo lunes a mediodía, solicitado por la oposición el pasado 29 de enero, para “dar cuenta de la condición de no adscrito de José Julián Mena”, un requisito que se considera imprescindible para que pueda prosperar una moción de censura en contra del actual regidor aronero.

Fuentes del grupo de Gobierno municipal daban ayer por descartada la posibilidad de una moción de censura tras la suspensión cautelar de la expulsión de Mena del PSOE dictada por la jueza, ya que “no puede ser firmada por aquellos concejales que estén o hayan estado en el mismo grupo que el alcalde, que hoy sigue en el PSOE”, indicaron.

El auto judicial supone un balón de oxígeno para el alcalde de Arona tras una larga batalla política y judicial que comenzó a raíz de la destitución del concejal de Urbanismo Luis García el 22 de junio de 2020 y que ha provocado la división del grupo de gobierno y el cese de los concejales socialistas de las áreas de Promoción Económica y de Deportes, Dácil León y Juan Sebastián Roque.
Ambos ediles, junto a sus compañeros de partido Pura Martín, Yurena García y Elena Cabello, denunciaron el 14 de enero en los Juzgados de Arona al regidor y al secretario del Ayuntamiento por una supuesta prevaricación administrativa durante el Pleno municipal de noviembre.

La guerra de nervios se escenificó en el último Pleno, donde la oposición pidió la celebración de una sesión extraordinaria (la del lunes) para la toma en conocimiento de la condición de no adscrito de Mena, mientras el alcalde ha aguardado por el pronunciamiento judicial de ayer, que respalda su continuidad al frente del Consistorio.

TE RECOMENDAMOS