arafo

La Policía Local de Arafo, sumida en denuncias y desavenencias

El jefe, que denunció al exalcalde Lemes por “nombrar” a otro oficial, sigue de baja y fue su sustituto accidental el que impidió el desarrollo de la Sardina pese a informes favorables

 

En Arafo ahora mismo hay tantos agentes, tres y uno de baja, como coches de Policía. / DA

Nunca el entierro de la Sardina que llevan nueve años organizado los vecinos del Carmen han dado para tanto, incluso habiéndose no celebrado.
La suspensión de su recorrido, el pasado sábado, es un episodio más en la guerra interna que existe en la Policía Local de Arafo. El jefe está de baja y el otro oficial fue quien impidió la celebración pese a tener informes favorables de la Oficina Técnica municipal y del mismo ingeniero que firmó el plan de seguridad de la Cabalgata de Reyes, cuyo recorrido en vehículos era el propuesto para la Sardina.

Las desavenencias en la Policía Local de Arafo siguen siendo una constante desde que el exalcalde, José Juan Lemes, nombrara primero coordinador de Seguridad (2016) y luego oficial (2019) a Francisco Machi para un cuerpo que apenas tiene cuatro agentes y que aspira a tener siete, una promesa que lleva años estancada, y que ahora trata de retomar el nuevo regidor, Juan Ramón Martín, si logra apagar el incendio policial.

Lemes, debido a las desavenencias personales con Víctor Borges, jefe de Policía, nombró coordinador de Seguridad a Machi, que venía de Santa Cruz, en 2016 y mandó al turno de tarde a Borges, hasta que este, un año después se trasladó en comisión de servicios a Los Realejos, regresando a Arafo en mayo de 2018. Un año después, justo un mes antes de las elecciones en las que Lemes ya no se presentaba, nombró oficial por decreto a Francisco Machi, pero Borges recurrió el nombramiento, al igual que había hecho con el puesto de coordinador, ganando el pleito en el Contencioso-Administrativo, por lo que el Ayuntamiento tuvo que pagar las Costas. Machi denunció a Borges por un supuesto robo por una grabación, denuncia que quedó archivada y se reviró contra el denunciante, investigado ahora por denuncia falsa. Y mientras tanto se sigue a la espera que termine la instrucción en la que Lemes y Machi se enfrentan a varios delitos.

Víctor Borges, ahora de baja médica, se opuso frontalmente al alcalde, al recordarle que la plaza de oficial modificaba sustancialmente la relación de puestos en la Policía. Por situar un ejemplo, en Güímar hay 26 policías y dos oficiales, en Arafo dos oficiales y dos agentes.

Volviendo a la Sardina, Juan Ramón Martín, el alcalde, trató de convencer a Machi de que retirara ese informe, pero este insistió en que era mejor hacerla en un recinto cerrado como el colegio Andrés Orozco. Ahora, las obras de la diseñadora Jessica Álamo irán rotando cada sábado por las plazas del pueblo para que los vecinos puedan disfrutar del trabajo realizado. Si la Policía no dice lo contrario.

TE RECOMENDAMOS