Santa Cruz

Ciudadanos amenaza con otro proceso de expulsión contra Evelyn Alonso

La formación naranja denuncia que la edil, que ayer recuperó sus retribuciones como concejala, desoye las órdenes del partido

Evelyn Alonso deja de ser no adscrita para formar parte del grupo Mixto. | Sergio Méndez

Si lo que se vive en el Ayuntamiento de Santa Cruz fuera una serie de Netflix, sin duda, su protagonista indiscutible sería Evelyn Alonso. La concejala de Ciudadanos ha pasado de apoyar una moción de censura que propició el cambio de gobierno en Santa Cruz, a ser concejala no adscrita tras la expulsión de su partido, para, luego, reincorporarse al mismo después de que un juez suspendiera cautelarmente esa salida forzada, y, ahora, vuelve a estar sobre la mesa un nuevo proceso de expulsión ante la “desobediencia” en la que ha incurrido según manifiesta el partido naranja.

Ayer, el equipo de Gobierno que lidera el alcalde José Manuel Bermúdez, devolvió a Evelyn Alonso sus retribuciones económicas como concejala, después de que en un Pleno extraordinario se tomara conocimiento del auto judicial que le restituía sus derechos como concejala de Cs, y se aprobara su adscripción al grupo mixto, en el que se encuentra su compañera de partido, Matilde Zambudio y portavoz de Cs en Santa Cruz. Fue precisamente esta última la que, ayer, tras el Pleno, dejó entrever la puesta en marcha de un nuevo proceso de expulsión ante los incumplimientos de Alonso. “Evelyn Alonso no quiere formar parte del partido político Ciudadanos, solo persigue intereses económicos”, afirmó la portavoz de Cs en la capital. Según Zambudio, la Secretaría de Acción Institucional del partido ha informado a Alonso, “en reiteradas ocasiones y puntualmente, de aspectos fundamentales que Alonso debe seguir”. Para ello, “se le ha notificado fehacientemente instrucciones y posicionamiento que la misma debe tener respecto a la política municipal”. Se refiere la portavoz de Cs a la orden de que abandone el grupo de Gobierno y renuncie a cualquier retribución por ello, así como a las posturas a adoptar en las distintas comisiones en las que participe.

RS670043_sm evelyn alonso 01-scr RS670053_sm evelyn alonso 11-scr RS670056_sm evelyn alonso 14-scr RS670057_sm evelyn alonso 15-scr RS670058_sm evelyn alonso 16-scr RS670059_sm evelyn alonso 17-scr RS670060_sm evelyn alonso 18-scr
<
>
Evelyn Alonso. Sergio Méndez

Zambudio señaló que “es lamentable la triste imagen que está dejando a su paso Evelyn Alonso, reduciendo la actividad política a calumniar de manera reiterada”, e insistió en que “hace caso omiso a las directrices que le ha marcado Ciudadanos”. Órdenes que, la formación naranja recuerda, son de obligado cumplimiento según los estatutos del partido. “Ciudadanos ha dado una segunda oportunidad a Evelyn Alonso -continuó Zambudio- para reintegrarse de pleno derecho en el partido y lo ha hecho, después de que, esta concejala, presentara una moción de censura incumpliendo, de manera flagrante, las órdenes recibidas. Para hacer posible esa integración, y tras detectarse un error formal en el procedimiento administrativo, Ciudadanos se allanó en el mismo. No obstante, Evelyn Alonso ha desperdiciado la nueva oportunidad que le ha brindado el partido, al incumplir reiteradamente las instrucciones remitidas y negarse a tener comunicación con los órganos de partido”.

Zambudio añadió que “Alonso, tras su toma de posesión, tardó menos de 24 horas en traicionar a Ciudadanos, y ahora vuelve, tras la oportunidad que le ha dado el partido para reintegrarse, a darle la espalda en el mismo espacio de tiempo”. “Recibir estas instrucciones y no realizarlas supone un nuevo incumplimiento a las órdenes del partido y puede llevar aparejado el inicio de un nuevo proceso de expulsión”, concluyó la portavoz de Cs.

Pedir perdón

Frente a esta postura de Cs, Evelyn Alonso mostraba su fuerza después de ser restituidos por el Pleno sus derechos y lo hacía exigiendo que le “pidan disculpas” todos aquellos que “durante el último año han estado atentando contra mi dignidad por defender una actuación que me fue encomendada y sobre la que, ocho meses después, el propio partido ha reconocido que vulneraba mis derechos fundamentales, la actitud de personas como Enrique Arriaga, Matilde Zambudio o cargos orgánicos del partido, como Carlos Cuadrado, ha estado muy lejos de quienes dicen representar a un partido de corte moderado y de centro y espero en unos días recibir noticias de su máximo represente en Canarias”.

La concejala, que hizo esta declaración antes de conocer la amenaza de su partido de una nueva expulsión, anunció que, además, ha pedido la portavocía del Grupo Mixto “con el objetivo de recuperar todos aquellos derechos que me han sido conculcados durante estos meses por una decisión que el propio partido ha reconocido que era irregular, y que efectivamente consistió en la falta total de respeto hacía mis derechos fundamentales, como ha reconocido el propio partido Ciudadanos”.

Alonso se mostró sorprendida por el hecho de que “después de un año de acoso, no hayan esperado ni 24 horas para hacer que alguien me persiga por la calle para intentar entregarme un papel”, afirmación esta que hizo en el Pleno, donde aseguró que el secretario del Grupo Mixto la abordó en plena calle para hacerle entrega de las órdenes del partido. Alonso usó términos como vigilancia o persecución, que fueron duramente criticados por su compañera de partido, Matilde Zambudio.

La concejala de Cs concluyó asegurando que “Santa Cruz está muy por encima de estas cuitas políticas, y lo que espera la ciudadanía es que dejemos a un lado discusiones estériles, sobre las que la justicia ya se ha pronunciado de manera contundente a mi favor, y centremos nuestros esfuerzos en resolver los problemas que las familias y los autónomos tienen, derivados de la terrible crisis económica”.

“No reconozco al secretario del grupo mixto para que me comunique nada”

No llegó a 10 minutos el Pleno extraordinario para devolver a Evelyn Alonso el sueldo como edil del equipo de Gobierno. En cuanto a las órdenes de Cs para que abandone el grupo de Gobierno, la edil hizo constar en acta que no reconocía al secretario del grupo mixto para que le notificara, “absolutamente nada”. Así justifico el que no hubiera sido informada sobre las exigencias de su partido, algo que desmintió Matilde Zambudio, que dijo se le hicieron llegar por burofax. La portavoz de Cs también afeó a Alonso las acusaciones contra el secretario del Grupo Mixto, al que Alonso acusó de vigilarla. Zambudio defendió que el encuentro fue casual y que ella “salió corriendo” para no ser notificada n