Santa Cruz

Santa Cruz, obligada a aumentar el 80% los servicios funerarios para las personas sin recursos

El número de vecinos que han tenido que hacer uso de esta prestación ha ido en aumento en los últimos años, pasando de los 39 funerales que asumió el Ayuntamiento en 2017 a los 62 de 2020; en lo que va de año, el Consistorio ya ha costeado 31 entierros

La visita de personas al cementerio de Santa Lastenia, en la capital, se ha ido escalonando a lo largo de la semana, por lo que ayer no se produjeron colas ni aglomeraciones. / SERGIO MÉNDEZ
La visita de personas al cementerio de Santa Lastenia, en la capital, se ha ido escalonando a lo largo de la semana, por lo que ayer no se produjeron colas ni aglomeraciones. / SERGIO MÉNDEZ

El Ayuntamiento de Santa Cruz se ha visto obligado a incrementar los servicios funerarios que presta a las personas sin recursos. El área de Atención Social, al frente de la que está la concejala Rosario González, ha procedido a modificar este contrato, aprovechando que finalizaba su concesión y que se ha prorrogado un año, para aumentar el número de servicios de 45 funerales al año a 81, lo que supone un incremento del 80%. Tal y como explica la concejala, “este servicio nació para atender a las personas sin hogar, pero lo cierto es que la
crisis que ha traído la pandemia ha cambiado el perfil de las personas que recurren a este servicio, y ahora son mayoría las familia que han visto empeorar su economía, por lo que no pueden hacer frente al pago de un entierro”. Añade González que “las familias que peor lo están
pasando han tenido que reducir gastos, y entre ellos, los primeros han sido los seguros de defunción, algo muy común entre nuestra población. Ante esa realidad las necesidades para cubrir los gastos de un funeral han crecido”.

Desde el IMAS, explica González, “vista la finalización del contrato y el aumento de decesos de personas en situación de vulnerabilidad social acaecidos a lo largo de estos últimos años (39 en el año 2017; 40 en el año 2018; 61 en 2019; 62 entierros en el año 2020, y 31
entierros en lo que llevamos del 2021), y la perspectiva socioeconómica que se prevé de empeoramiento de las circunstancias económicas de las familias, se ha llevado y se ha aprobado en el Consejo Rector una prórroga de una año del contrato y la modificación del contrato administrativo”.

Este cambio consiste en incrementar el número de servicios anuales en 36 y la adición del crédito necesario para dicho incremento, que se estima en 23.400 euros, sin que pueda superar en ningún caso los 45.150 anuales. Por tanto, la modificación consiste en pasar de aproximadamente 45 servicios a 81 anuales, un aumento del 80% de los servicios. “Ya estamos trabajando en los nuevos pliegos para
sacar a licitación el servicio, y viendo los datos, el nuevo concurso recogerá esta línea de aumento del servicio”, explicó González.
El Ayuntamiento, a través del

IMAS, tiene implementadas unas bases reguladoras para establecer las condiciones para hacer efectiva la obligación municipal de facilitar el féretro y transporte gratuito a los fallecidos indigentes dentro del término municipal de Santa Cruz. Fue en abril de 2017, y con una
duración de cuatro años, se contrató a Servicios Funerarios San Jorge (conocida también por Pompas Fúnebres San Jorge o Funeraria San Jorge) para cubrir los gastos de transporte y enterramiento hasta una cantidad total, por los cuatro años, de 135.000 euros. “El precio del contrato se calculó en su momento teniendo en cuenta una demanda media anual de 45 servicios. Vista la finalización del contrato y el aumento de decesos de personas en situación de vulnerabilidad social es por lo que hemos optado por modificar puntualmente el servicio, aumentándolo, e incluyendo la modificación en los nuevos pliegos”.

En cuánto a la forma en la que las familias con menos recursos acceden a esta prestación, explica González que, por lo general, “es a través de las funerarias. Son ellas las que se ponen en contacto con el Ayuntamiento para comunicar la situación”. “También a través del Hospital de La Candelaria -continúa la concejala- nos llega la información. El centro cuenta con sus propias trabajadoras sociales, a las que las familias comunican que no pueden hacer frente a los gastos del entierro, y desde allí nos lo comunican”.