Arafo

Urge terminar el puente de la autopista del Sur para evitar las colas de entrada y salida del Polígono Industrial Valle de Güímar

El director general de Infraestructuras Viarias del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, dará una respuesta antes de julio

El puente se colocó en 2007, pero sin finalizar los accesos, pese a estar presupuestados 14 millones de euros / Norchi

“En junio tendremos una respuesta del Gobierno de Canarias”, así se expresó Juan Ramón Martín, alcalde de Arafo, acerca de la posibilidad, cada día más acuciante, de terminar el puente ya construido sobre la TF-1 (Autopista del Sur) a unos 200 metros de la rotonda de entrada al Polígono Industrial Valle de Güímar y salida al municipio de Arafo por la carretera de El Carretón.

Ese puente, uno de los dos en la zona que no va a ninguna parte (el otro es el de Puntalarga), fue objeto de una reunión, hace dos meses, entre los alcaldes del Valle de Güímar (Candelaria, Arafo y Güímar) y el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado.

Delgado se comprometió entonces a que en seis meses, en junio o julio, daría una respuesta a la viabilidad del proyecto, una vez estudiada la demanda de los regidores municipales y comprobado la necesidad de desviar por ese puente el tráfico pesado que utiliza un polígono con más de 250 empresas y casi 3.000trabajadores que acuden a él a diario.

Colas en la rotonda de entrada y salida del Polígono / Norchi

A todo este tráfico se da la circunstancia de que en este último año se han añadido en esa rotonda dos grandes superficies (Hiperdino y Mercadona), lo que ha ayudado a incrementar el volumen de vehículos que las vías no logran absorber con ligereza, lo que termina convirtiéndose en atascos continuos, con la peligrosidad que ello conlleva, al llegar esas colas a la propia autopista en sentido sur, como se ha comprobado en las últimas semanas y casi a cualquier horario de mañana.

Por todo ello, Juan Ramón Martín, regidor de Arafo, considera “prioritario” concluir esa infraestructura y así se lo hizo llegar a Tomás García, consejero insular de Carreteras, como a José Luis Delgado, en la reunión del pasado 5 de febrero.

En noviembre de 2003 se iniciaron oficialmente las obras para ampliar la autopista TF-1 a seis carriles (tres por sentido) entre el sur de Santa Cruz y el kilómetro 20,400 (enlace del Polígono Industrial), debido a los colapsos producidos por los 100.000 vehículos que diariamente utilizan este tramo de vía.
El 13 de abril de 2007 entraron en servicio los seis carriles en el tramo de casi siete kilómetros comprendido entre Las Caletillas y Arafo, incluyendo tres nuevos puentes y una pasarela peatonal, ubicada en Candelaria, dando así por concluida la obra ejecutada por el Gobierno de Canarias. Sin embargo, los puentes del Polígono y Puntalarga se colocaron sobre la vía, pero sin los accesos, pese a los 14 millones de euros presupuestados en 2006.