Tacoronte

El PP critica el retraso del expediente para ‘salvar’ el molino de El Calvario, en Tacoronte

José Caro asegura que de no ser por la polémica que generó la pintada en su fachada, el Gobierno “no se hubiese movilizado”

El portavoz del grupo del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Tacoronte, José Caro, critica el retraso del grupo de gobierno para ‘salvar’ el molino de gofio de El Calvario. Asegura que el expediente recién se inició el día 22 de abril, tal y como comprobó este periódico, después de la polémica generada por la pintada de un vecino en la fachada del inmueble.


“De no ser por este hecho, quizás no se hubiera hecho nada”, sostiene. En el graffiti, que más tarde fue tapado, se podía leer: “El Ayuntamiento no me protege. Estoy muy enfermo’.


El problema más grave está en su cubierta porque el falso techo ha ido cediendo y las tejas se han desplazado poco a poco. Además, es una propiedad con varios herederos y eso complica más cualquier actuación por parte de la administración pública.


El portavoz popular asegura que fue un día después de haberlo solicitado cuando el Ayuntamiento abrió el expediente y no antes, como aseguró el alcalde, José Daniel Díaz. Por este motivo, le pide al mandatario “que sea riguroso” a la hora de hablar de las iniciativas que se ponen en marcha en el municipio ya que no es el único caso.


En concreto, se refiere al Parque de la Libertad, para el cual, según el concejal de Deportes, se iban a destinar 50.000 euros. Sin embargo, con el expediente en la mano “pudo comprobar que solo se gastaron 12.500 euros”.


“Ya la oposición está harta de estas declaraciones rimbombantes, en las que el grupo de gobierno dice que hace mucho por el municipio y no es así. Es cierto que el expediente se iba a iniciar, pero también lo es que hasta dos semanas no se había hecho”, manifiesta Caro.


El concejal del PP hará una pregunta sobre este asunto en el pleno que el Ayuntamiento celebra hoy enfocada a saber por qué pasaron ocho días desde que requirió la información hasta que le contestaron, cuando la ley establece un máximo de cinco.


“Creo que se estaba intentando ocultar la verdad para que se supieran los hechos lo más tarde posible y no me diera tiempo de redactar las preguntas para el pleno. Se ha intentando entorpecer un poco la labor de fiscalización de la oposición. Es verdad que es la primera vez que sucede y entiendo que es porque se iba a descubrir la gran verdad y es que el expediente no se había iniciado”, insiste.


Más allá de ello, el PP se muestra de acuerdo con la finalidad que se le pretende dar a la propiedad, que es la de convertirla en un centro de interpretación o museo del gofio.