tenerife

Kilocalorías que se convierten en alimentos para los más necesitados

Kilómetros Verdes nace en Tenerife para promover la actividad deportiva, y ayudar con ello a ONG como Sonrisas Canarias
Luis Febles (i), presidente de Sonrisas Canarias y Jonathan Luis Bello promotor de Kilómetros Verdes. / Sergio Méndez

La ONG Sonrisas Canarias atendió en 2020 a un 40% más de personas. Eso supone casi 3,000 familias. El Banco de Alimentos anunciaba esta misma semana que la bajada de donaciones pone en serio riesgo el reparto de alimentos a ONG como Sonrisas Canarias. Encontrar la fórmula que permita ayudar a estas asociaciones, más allá de las donaciones puntuales, es lo que propone otra entidad sin ánimo de lucro de reciente creación, Kilómetros Verdes. Jonathan Luis Bello es el promotor de esta iniciativa que pretende captar socios amantes del deporte con el objetivo de que transformen la energía que generan en su actividad (kilocalorías) en dinero para la compra de alimentos. A esto se uniría la organización de pruebas deportivas, en las que, a través de la inscripción se buscaría el mismo resultado, monetizar la energía de los deportivas para una causa solidaria.
Como explica Bello, “queremos empezar poco a poco, por eso, inicialmente, es con Sonrisas Canarias con la que vamos a trabajar, para luego ir aumentando las asociaciones, y básicamente, nuestra propuesta consiste en recaudar fondos económicos par adquirir alimentos para donarlos posteriormente”.

La forma de recaudación, como todo proyecto solidario, es a través de las donaciones, pero unas donaciones que llevan detrás una propuesta de compromiso. La fórmula elegida por Kilómetros Verdes se divide en las dos formas ya mencionadas. Una que es la que se desarrollaría en el un entorno web, a través de una aplicación móvil, a la que los usuarios se suscribirían. “Lo que ofrece nuestra asociación a los deportistas es que la energía generada durante las carreras, pruebas, competiciones, ya sea caminando, corriendo, en bicicleta, nadando… se pueda monetizar”. Según el proyecto de Kilómetros Verdes, un gasto de 2.000 kilocalorías equivaldría a 0,1 euros, dinero que retornaría a la sociedad y al medio ambiente. Los suscriptores se beneficiarían además de los acuerdos a los que se pueda llegar con patrocinadores.

La otra forma en la que ya trabaja la entidad es la de organizar retos deportivos solidarios en los que, además, se apostará por el cuidado de la naturaleza. “Nuestra propuesta es la de realizar un reto deportivo, no competitivo, que ahora sería semivirtual por la situación sanitaria, con partes presenciales y otras a través de internet, en el que, además de recorrer tramos concretos de nuestras islas, se a provecharía para ir recogiendo basura de los recorridos en los que se celebra la prueba”. Esto se denomina con el término plogging. Este reto solidario permitiría que, con las inscripciones de la prueba, se permitiría conseguir el dinero para las donaciones, y además serviría para mantener limpia la naturaleza, además de concienciar sobre ello.
“En la modalidad presencial, se formalizan dos grupos, de forma que cada etapa constará de unos 25 kilómetros, asi, por ejemplo, en Tenerife serían 11 etapas”, detalla Bello, que quiere llevar este reto solidario a todas las Islas. En cuanto a los grupos, uno estaría formado por 10 corredores, que harán la etapa de forma continua y cronometrada. “El segundo grupo, formado por otros diez corredores, que se dividirán de dos en dos, serán los que harán el plogging por diferentes tramos de unos 5 kilómetros”. Kilómetros Verdes está en la búsqueda de patrocinios y ayuda para poner en marcha esta iniciativa que pretende transformar la energía, medida en kilocalorías, en solidaridad.

El modo de recaudación consistirá en una preinscripción de un euro por kilómetro recorrido, si la carrera es de larga distancia, el kilómetro será valorado a 0,5 euros. La otra forma de recaudar es a través de entregar una cantidad en función de la energía generada durante el recorrido.

TE RECOMENDAMOS