santa cruz de tenerife

Los 24 cadáveres del cayuco de Los Cristianos todavía no han sido enterrados: “Están en estado de putrefacción”

El director del Instituto de Medicina Legal, Jesús Vega, apremia al Juzgado de Arona a que ordene el traslado de los cuerpos a los cementerios de Santa Cruz y Candelaria, porque “están en putrefacción”
Los 24 cadáveres se encuentran o en cámaras o algunas en bolsas térmicas a tres grados, ya putrefactados. / SERGIO MÉNDEZ

Tres semanas después de que llegaran al puerto de Los Cristianos los 24 cadáveres de los migrantes encontrados en un cayuco a 500 kilómetros al sur de El Hierro, junto a solo tres supervivientes, estos cuerpos siguen en el Instituto de Medicina Legal a la espera de su enterramiento.


El director de IML, Jesús Vega, volvía a lanzar ayer un mensaje desesperado al Juzgado Número 2 de Arona para que “ordene de inmediato” la sepultura de los 24 cadáveres que “ya están en estado de putrefacción”, pese a estar a tres grados en las cámaras del instituto que ayer visitó DIARIO DE AVISOS.

El Juzgado ha alargado el enterramiento porque uno de los fallecidos ha sido reclamado por un familiar del País Vasco y se estaba a la espera de cotejar el ADN para proceder a su identificación antes del enterramiento. Es probable que hoy la jueza determine el traslado de los otros 23 fallecidos a los cementerios de Santa Lastenia, en Santa Cruz de Tenerife, y al de San Francisco, en Igueste de San Andrés, 14 en uno y nueve en otro, dado que en Arona, al municipio que le correspondería asumir la sepultura, por ser a donde llegaron los migrantes, no hay tantos nichos libres.


Jesús Vega reconoce que “no es una tarea fácil la identificación y el procedimiento a seguir, pero el Juzgado debe entender que no podemos tener tanto tiempo estos cadáveres aquí, porque, aunque tenemos capacidad para acoger unos 40, ahora estamos en obras y hemos tenido que poner dos en una nevera donde debería ir uno”, mientras otros se encuentran en unas bolsas azules con un número identificativo, la fecha, el sexo y el cayuco donde llegaron.

“Los cuerpos ya están todos autopsiados y solo quedan ser inhumados, pues en el estado en que se encuentran no se permiten el traslado, ya que son cuerpos putrefactos”. Además, añadió que, “aunque hemos conservado algunos teléfonos y enseres personales, no sabemos exactamente a quien de esos 24 fallecidos correspondían”, o incluso a algunos otros que murieron antes y fueron lanzados por la borda, como declaró uno de los supervivientes, quien afirmó que el cayuco salió del sur de Mauritania con 57 personas, 30 más de las que se encontró el SAR hace casi un mes a la deriva a casi 500 kilómetros al sur de El Hierro.


Aparte de esos 24 muertos, hay al menos otros seis migrantes de otras pateras, “lo que no nos permite trabajar en buenas condiciones, porque hemos tenido, además, que parar las obras de ampliación”, señala Vega. Igualmente, relata que “los olores son muy desagradables para poder realizar en buenas condiciones una autopsia”.


Vega insistió en que está a la espera de una llamada del Juzgado, ya que “no sabemos nada de su procedimiento ni de cómo se está haciendo esa identificación de la que hablan, porque los cuerpos siguen aquí, tres semanas después”, sentenció.

Jesús Vega, director del Instituto de Medicina Legal, ante las cámaras, algunas con dos cadáveres. / SERGIO MÉNDEZ

“En 12 años no ha visto nada igual”

Jesús Vega lleva 12 años al frente del Instituto de Medicina Legal de Tenerife y en esos años comenta que “no he visto nada igual”, aunque reconoce que “hemos tenido durante mucho tiempo cadáveres sin identificar, pero nunca tantos como ahora”. Recuerda que estos cuerpos deben ser enterrados, nunca incinerados, porque si alguien los reclama siempre se podrá cotejar el ADN con el de algún familiar.

TE RECOMENDAMOS