Nace el Consejo Escolar Municipal para abordar la mejora de la educación en La Laguna

El órgano arranca tratando, en su primera reunión, el absentismo, las obras necesarias en los centros y las actividades extraescolares
Los concejales y los representantes de la comunidad educativa, ayer. / DA

La Laguna ha constituido ya por fin su Consejo Escolar Municipal, que en su primera reunión, ayer por la tarde, abordó temas como el absentismo, las obras necesarias en los centros o las actividades extraescolares, entre otros. El órgano fue presentado ayer por el primer teniente de alcalde y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, y el concejal de Educación, Juventud y Desarrollo Local, José Juan Gavilán, acompañados de la presidenta y del vicepresidente del Consejo Escolar de Canarias, Natalia Álvarez Martín y Eusebio Dorta, respectivamente, y de la profesora del IES La Laboral, Luz Marina Correa, que intervino en representación de la comunidad educativa municipal.
Gavilán recordó que este Consejo se pone en marcha tras casi 15 años después de la aprobación de su primer reglamento por el Pleno de La Laguna, sin que llegara a entrar en funcionamiento jamás. Cuestión que el nuevo equipo de Gobierno ha retomado en este mandato, presentándose ya ayer su composición y reglamento. “Era uno de los retos pendientes”, valoró Ascanio, quien destacó que se trata de un “espacio de participación fundamental para el desarrollo y mejora de la educación en el municipio”.
Este órgano está formado por más de 40 personas elegidas para representar a toda la comunidad educativa del municipio, que cuenta con un centenar de centros y es sede de la Universidad de La Laguna y la UNED, como profesorado, alumnado y padres de todos los distritos, así como del Cabildo, el Gobierno, la ULL, la UNED y los distintos grupos políticos del Ayuntamiento, entre otras entidades.
Las funciones de este Consejo son el asesoramiento, la consulta, la propuesta y la información de todos los temas educativos que afectan al municipio. Entre los múltiples fines recogidos en su reglamento actualizado, que se aprobó hace aproximadamente un año, se incluyen recoger y exponer las mejoras de los centros educativos y sus entornos; impulsar planes contra el absentismo escolar; debatir las mejoras propuestas de actividades extraescolares y complementarias; coordinar la actuación de los centros de enseñanzas regladas no universitarias en el municipio o estructurar ámbitos de debate, formación e intercambio de experiencias entre todos los agentes educativos presentes en el municipio.
“Debemos seguir preparándonos con ilusión para los desafíos que hemos de enfrentar en los próximos años, ligados a cambios importantes en nuestra forma de trabajar y de relacionarnos, como la digitalización, la sostenibilidad o el desafío migratorio, que van a traer profundas modificaciones a nuestra sociedad y a la comunidad educativa, de ahí la importancia de este lugar de encuentro que supone el Consejo Escolar Municipal. Porque toda inversión que se haga en educación es una semilla de esperanza para un futuro mejor”, añadió Luz Marina Correa.

TE RECOMENDAMOS