la laguna

Un mural para poner en valor la labor social en La Laguna

El artista Sabotaje al Montaje realiza una obra en el Centro de Entidades de Voluntariado y Asociaciones Anchieta de La Laguna, con la implicación de toda la comunidad
Los concejales, el artista, alumnos, personas mayores y vecinos, ante el mural. / DA

Los 14 colectivos con sede en el Centro de Entidades de Voluntariado y Asociaciones Anchieta de La Laguna atienden cada año a más de 2.500 personas con problemas relacionados con la discapacidad, la dependencia, la exclusión social, entre otros, o afectadas por diferentes patologías, como alzheimer, daño cerebral adquirido, cáncer de mama, síndrome de Down o fibromialgia, entre otras. Una labor que desde el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de La Laguna se ha querido poner en valor y visibilizar con la realización de un mural en la pared lateral del centro y que, desde hace dos semanas, está elaborando Matías Mata, el artista conocido como Sabotaje al Montaje, con la implicación de la comunidad del barrio, desde las entidades del centro, hasta los mayores del Centro de Día Acaymo y los alumnos del CEIP Aguere, que ayer se sumaron a la iniciativa pintando una de las partes del mural.


“Hoy pintamos comunidad en forma de un mural. El objetivo es poner en valor el trabajo de todas las entidades de voluntariado que, especialmente, han realizado una tarea fundamental en el último año para mejorar la vida de muchísimas personas”, valoró ayer el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, quien acudió a la zona junto al edil de Educación y Juventud, José Juan Gavilán, el propio artista, el alumnado del CEIP Aguere y vecinos y vecinas del barrio. “Esta nueva imagen se enmarca en la mejora integral que estamos haciendo de las instalaciones, pero que no solo se limita a intervenciones físicas, sino que quiere sacar a la calle la importante labor que se desarrolla en su interior. Estamos trabajando para fortalecer las redes de contacto y colaboración entre la ciudadanía de esta zona, el colegio Aguere, los espacios sociales que tenemos en este ámbito y las entidades que trabajan con el voluntariado”, apuntó Ascanio.

La obra enlaza diferentes escenas en una sucesión horizontal que avanza en paralelo al caminante, un viaje artístico que retrata a personas reales, que inmortaliza a las que cada día vienen a este edificio buscando apoyo y las múltiples realidades cotidianas de la ciudadanía de La Laguna. Desde el síndrome de Down, la fibromialgia, el cáncer de mama, las enfermedades neurológicas y degenerativas o el envejecimiento, el artista retrata la realidad con crudeza, pero también con respeto y confianza en el compromiso humano y la solidaridad de todas aquellas personas que dedican su tiempo a ayudar a los demás.


“Representa realidades que están en la vida y que a veces ignoramos hasta que nos toca de una manera u otra, y que pocas veces se plasma en los espacios públicos, y esto ayuda a entender, comunicar y educar. Es verdad que es difícil retratarlos, pero creo que las manos hacen ese vínculo con todas las asociaciones”, explicó Matías Mata.


Hasta el lugar también se acercaron algunas de las personas que sirvieron de modelo para el artista, como Cristina Savoie. “Me hace ilusión, la verdad es que sí. No tengo nietos pero mira, por lo menos me quedo en un mural de La Laguna. Fuimos gente de todas las entidades y Matías nos sacó fotos de las manos. Y cuando vine por aquí me vi y me hizo mucha ilusión. Y me encantó que sacara las pulseras también. Es una cosa muy bonita”, relataba esta vecina de 76 años.

TE RECOMENDAMOS