la guancha

Un problema de filtraciones impide abrir al público la piscina de La Guancha

El Ayuntamiento recepcionó la obra en febrero de 2019 pero el alcalde negó a inaugurarla con el Cabildo porque estaba sin terminar; dos años después sigue sin poder funciona

Fue el 28 de febrero de 2019 cuando el Cabildo de Tenerife convocó a un acto para inaugurar la piscina municipal de La Guancha pese a que todavía no estaba terminada.


Faltaban la urbanización exterior, el equipamiento completo de las instalaciones, las barandillas de acceso con riesgo de caídas, la instalación eléctrica preparada con los 900.000 vatios que se requieren además de varios incumplimientos contemplados en el Código Técnico de la Edificación.


En ese momento, el alcalde, Antonio Hernández (PP), firmó el acta de recepción de la obra para que Acciona, la empresa encargada de ejecutarlas no tuviera problemas, pero se negó a acudir a un “espectáculo mediático”, convocado por el Cabildo de Tenerife, en la antesala de las elecciones, con una piscina vacía y los concejales de CC junto al entonces presidente insular Carlos Alonso, “en el que lo único que se consiguió fue engañar a la población” de tener unas instalaciones finalizadas, cuando a día de hoy no están.


“No quiero ir mañana, sacarme una foto, y que luego los vecinos me pidan al día siguiente que abra porque eso no va a ser así. Pasarán bastantes meses antes de que se pueda hacer uso de la piscina porque queda mucho por hacer. No quiero engañar a la gente de mi pueblo, que es lo que va a ser CC, porque el propio candidato y otros miembros del partido se han encargado de enviar mensajes de wazap a distintos colectivos del pueblo invitándoles a la inauguración y a la entrega de llaves de la piscina”, afirmó entonces el alcalde.


El tiempo le dado la razón y dos años después, el recinto sigue sin poder abrir al público. No solo porque era necesario terminar las actuaciones pendientes sino porque se descubrió un problema de filtraciones en los dos vasos debido a una mala ejecución que se detectó en el momento en el que se contrató a la empresa de mantenimiento. Ello derivó en una reforma por parte de la adjudicataria al estar todavía en periodo de garantía que requiere romper todo el rebosadero, que se utiliza como un amortiguador para mantener el agua siempre al mismo nivel.

Los dos vasos están llenos desde agosto de 2019 porque es necesario para el buen funcionamiento de las máquinas. Sin embargo, cuando se subió el nivel del agua para verificar la impermeabilización, los técnicos se dieron cuenta que al llegar al borde, se filtra y se pasa a otros espacios del complejo deportivo e incluso, empezó a salir por la fachada.


Así se pudo comprobar ayer durante una visita realizada con el alcalde, quien confirmó que la actuación se ha retrasado porque ha habido un conflicto con la empresa que fue necesario resolver en un juzgado. Otro de los inconvenientes a los que Acciona tendrá que hacer frente es a la caída de una parte del techo en el exterior a los pocos meses de recepcionar la obra. Al mandatario le resulta inevitable preguntarse qué hubiese pasado si había gente en lugar en ese momento.


Una vez que se culminen ambos arreglos, el siguiente paso es la puesta en funcionamiento de toda la maquinaria. “Esperamos no tener ningún inconveniente”, dijo, ya que tampoco se ha podido probar.


El recinto está protegido con cámaras de seguridad y alarmas. Su inversión total asciende a 5 millones de euros. Tiene un sistema de utilización de energía y una depuradora que permitirá aprovechar el agua de todo el complejo para el riego de los jardines. Cuenta con tres salas, una terraza que también ha terminado el Ayuntamiento en este mandato, y dos espacios acuáticos, uno de carácter polivalente y otro secundario de 8,5 metros para actividades terapéuticas.

El Consistorio ha avanzado mucho y ha resuelto varios de los problemas gracias a que el Cabildo ha cambiado el procedimiento, entregando la cuantía económica comprometida pero permitiendo que sea la Administración local quien licite los trabajos. Así, se han culminado el circuito de calistenia, un skatepark “único en sus características”, y está listo el anteproyecto de la urbanización exterior, para que se pueda iniciar su ejecución “gracias a que Pedro Martín se comprometió con 470.000 euros de los 660.000 que cuesta toda la actuación, una inversión a la que Carlos Alonso se negó”.


Si no se demora mucho en ingresar el dinero, Antonio Hernández estima que a mediados del próximo año estará todo finalizado y a disposición de los vecinos “y será en ese momento cuando se pueda hablar de una inauguración real”, subrayó.

TE RECOMENDAMOS