Candelaria

Candelaria aprueba su himno oficial, con música de Agustín Ramos y letra de Manuel Ramos

El Pleno tomó conocimiento de ocho sentencias del TSJC sobre el Plan General después de recursos interpuestos hace más de diez años

Alicia Mercedes Marrero Meneses, nueva edil de VxC. DA
Alicia Mercedes Marrero Meneses, nueva edil de VxC. DA

El Pleno de Candelaria aprobó ayer su himno oficial, en una sesión que comenzó con la toma de posesión de Alicia Mercedes Marrero Meneses, número seis en la lista electoral de Vecinos por Candelaria, que prometió el cargo tras la renuncia del cabeza de lista, José Fernando Gómez, tras diez años en el Consistorio y la de los cuatro que la seguían en la plancha electoral de ese partido.

Seguidamente, se aprobó la obra musical compuesta por Agustín Ramos (música) y Manuel Ramos (letra) con el apoyo del Cronista Oficial del municipio, Octavio Rodríguez Delgado, como himno oficial de la Villa de Candelaria. En el transcurso de este punto se escuchó la obra musical interpretada por Irene Fariña y Alba Fariña (voz y piano). La propuesta contó con el apoyo de todos los grupos, a excepción de Sí se puede, que se abstuvo, al entender que faltaba idioma inclusivo en la letra.

En el cuarto punto del orden del día se aprobó inicialmente el expediente de modificación presupuestaria para ejecutar con los ahorros municipales mejoras en los CEIP Príncipe Felipe y Punta Larga y la pavimentación de Los Asomaderos en Barranco Hondo, todo ello por un importe de 496.821,47 euros. La votación en este punto fue de 17 votos a favor y la abstención de la concejala de Vecinos por Candelaria.

Del punto 4 al 11 del orden del día se tomó conocimiento de varias sentencias del TSJC sobre recursos interpuestos entre 2008 y 2011 al PGO de Candelaria. Dos de ellos fueron favorables a los demandantes y el resto al Ayuntamiento. Coalición Canaria criticó la tardanza extrema en resolver esos expedientes y la edil de Urbanismo, Cecilia Otazo, reconoció que han padecido y siguen haciéndolo la falta de personal en el Consistorio, entre otras razones, porque sigue sin llegar la anunciada Relación de Puestos de Trabajo (RPT), de nuevo atascada.