educación

La AMPA del IES Cabrera Pinto se moviliza para evitar que la dirección elimine el programa bilingüe en francés

Las familias temen que los alumnos y alumnas de este centro público pierdan su oportunidad de acceder al bachillerato internacional francés-español que se imparte en el Cabrera, el único instituto público que lo ofrece en Tenerife y cuyo prestigio está avalado por un sello de calidad del Gobierno francés

El AMPA del IES Cabrera Pinto denuncia que la dirección del centro quiere “acabar” con el programa bilingüe Émile, que da acceso a las universidades francesas a la vez que a las españolas. En un comunicado, los padres y madres han dejado claro su total rechazo a una situación que consideran del todo injusta, pues temen que solo aquellos alumnos que procedan de centros privados o reciban formación extraescolar de pago puedan acceder a este bachillerato internacional.

El comunicado íntegro es el siguiente:

El alumnado del Cabrera Pinto, hasta ahora, podía elegir estudiar la ESO solo en español o cursar algunas asignaturas en inglés (programa CLIL) o en francés (programa Émile). Pese a que la normativa obliga al centro a extender estos programas lingüísticos a los cuatro cursos de la ESO, la dirección del centro solo lo ha hecho con el programa CLIL, ofertando hasta ahora el Émile solo en 3º y 4º de ESO.

Pero, sin ninguna explicación a las familias, la información sobre el programa Émile ha desaparecido de la web del centro y de los documentos de matrícula del próximo curso en 3º ESO. Además de eliminar una opción educativa del alumnado, el centro entra en contradicción con los compromisos adquiridos en su propio Proyecto de Dirección, en que marcaba como objetivo la extensión de este programa bilingüe en francés a toda la enseñanza secundaria para conformar un centro plurilingüe.

Paradójicamente, esta decisión se produce en el único centro público de la provincia de Santa Cruz de Tenerife en que los alumnos pueden cursar el bachillerato internacional español-francés ‘Bachibac’, que da acceso a las universidades francesas a la vez que a las españolas. Sin una formación bilingüe previa, la AMPA teme que solo aquellos alumnos que procedan de centros privados o reciban formación extraescolar de pago puedan acceder a este bachillerato internacional, ya que es preciso obtener previamente la certificación B1 en francés.

Tras no aceptar la dirección del centro reunirse con representantes de la AMPA para explicar su decisión, estos se reunieron con la consejera de Educación, Manuela de Armas, para solicitar el amparo de su departamento, ante el agravio comparativo que sufren las familias de Tenerife frente al otro instituto público de Canarias que ofrece el Bachibac: el IES Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria, donde la formación en francés comienza en 1º de la ESO. Es más, en este instituto de Gran Canaria, sumando los cuatro cursos de este ciclo, cada semana se imparten 43 horas lectivas en francés, frente a las 17 del Cabrera, que se verán reducidas a solo 13 el próximo curso.

Interés de las familias

La AMPA no comprende que la dirección del IES Canarias Cabrera Pinto no impulse un programa lingüístico como el Émile, pese a que el interés de las familias es patente: en una reciente encuesta más de la mitad de los padres y madres del alumnado aseguró estar interesados en que sus hijos cursaran este programa en francés o un programa mixto trilingüe en francés e inglés.

Según la percepción de la AMPA, hay un agravio continuado al alumnado del centro que opta por estudiar francés, lo que se refleja en la nula promoción que hace el centro del programa bilingüe en francés (el 46% de las familias ni siquiera conoce su existencia cuando accede al centro) o que incluso la dirección solo haya solicitado auxiliares de conversación en inglés y en italiano (idioma que el alumnado puede estudiar como asignatura de segunda lengua extranjera), pero no en francés.

TE RECOMENDAMOS