canarias

El calor y la calima nos acompañarán hasta el lunes

David Suárez, delegado territorial de la Aemet en Canarias, señala que a partir de mañana los termómetros irán descendiendo en las Islas, excepto en Gran Canaria y Fuerteventura
Un manto calimoso a dos o tres kilómetros de altura empañó las estampas de la capital tinerfeña | TONY CUADRADO

El verano está cerca, y la jornada de ayer fue ejemplo de ello. Aún quedan en torno a 10 días para cambiar de estación, sin embargo, en el ecuador de esta semana las Islas experimentaron un episodio de altas temperaturas con presencia de calima en la práctica totalidad del territorio; condiciones que comenzarán a remitir a partir de mañana, si bien no se prevé que desaparezcan hasta el próximo lunes. Ayer, las garrafas de agua se dejaron ver en la capital tinerfeña. Muchos fueron los chicharreros que, incluso, llegaron a comprar un ventilador de cara a lo que se avecina cuando entre con fuerza la temporada estival, y las heladerías vivieron un anticipo de lo que pareció un mes de agosto en toda regla.

No obstante, el escenario de este miércoles fue empeorando con el paso de las horas, hasta el punto que desde el Gobierno de Canarias se emitía un aviso por riesgo de incendios forestales, así como indicaciones para prevenir golpes de calor. Y es que, a pesar de tener especial incidencia en el este, sur y oeste de la isla de Gran Canaria -con máximas de 37 grados-, se trataba de una advección sahariana que traíga consigo calor para la totalidad del Archipiélago, de una punta a la otra. En este sentido, destaca el hecho de que ínsulas como La Palma adelantaran unas semanas su campaña contraincendios, lo que provoca que estén más preparadas para afrontar cualquier tipo de amenaza que pudiera registrarse en las zonas de monte.

En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Canarias, David Suárez, indicó que pese al sofoco que aseguraron vivir algunos isleños, agravado por el denso manto de arena, el escenario de ayer “no podemos categorizarlo como una ola de calor, sino como un episodio de altas temperaturas”. A última hora, los termómetros rozaban en algunos de los 88 municipios de la Comunidad Autónoma los 36 grados y, de acuerdo con el experto, hoy se prolongará el aviso naranja en Gran Canaria, mientras que en el resto de la región este indicador lucirá de color amarillo.

Cuestionado por lo que ocurrirá mañana viernes, Suárez, que sustituye a Jesús Agüera como voz de referencia del organismo, señaló que se marcará un punto de inflexión, teniendo lugar un “descenso generalizado de las temperaturas”, con las excepciones de Fuerteventura y Gran Canaria, donde es probable que se mantengan los niveles de alerta. Y en cuanto a la calima, calificó de “típica” de estas fechas su presencia, dado que se sitúa con mayor concentración a dos o tres kilómetros de altura sobre el Archipiélago. Además, resaltó que “el pico” se pasaría entre anoche y primeras horas de hoy; esta tarde “tenderá a remitir”.

Hubo quienes aprovecharon el día de ayer para aprovisionarse de cara al verano, que empezará dentro de 10 días | TONY CUADRADO

RECOMENDACIONES

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, vistas las previsiones dadas a conocer por la AEMET, emitió ayer un comunicado en el que divulgaba algunas de las pautas que, en ocasiones en las que se produce una pronunciada subida de las temperaturas, se recomiendan seguir para evitar problemas de salud, fundamentalmente dirigidas a los colectivos más vulnerables: mayores, niños y enfermos crónicos.

“Una de las medidas fundamentales es beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, y no esperar a estar sediento”, apuntaban en el manual. Asimismo, concretaban que para los mayores y personas con padecimientos de carácter crónico, la periodicidad adecuada es de “al menos cada hora para evitar la deshidratación”.

Para la población general, se desaconseja el consumo de bebidas cafeinadas, alcohólicas o muy azucaradas. “Además, hay que evitar comidas copiosas y no consumir preparados fácilmente contaminables”, tales como las ensaladillas o alimentos que lleven salsas; por contra, se recomiendan frutas y verduras, “con precaución de lavarlas antes del consumo”.

En lo referido a las salidas, “para los grupos más vulnerables, los días de mucho calor es mejor quedarse en casa”, o bien “realizar las gestiones en la calle a primera hora de la mañana o a última hora del día”, cuando los niveles de rayos ultravioleta no son tan altos, previniendo los momentos del día en que inciden más verticalmente, es decir, de 12 a 16 horas. Una indicación que es extrapolable también a quienes tengan planificada la práctica de actividad física al aire libre; esos ejercicios “deberían realizarlos a horas tempranas o al final del día”.

Pensando en los que deseen darse un chapuzón para combatir el calor, las autoridades sanitarias explican que la opción ideal es tomar el sol “de forma progresiva y con precaución”, esto es, “empezar con sesiones de 15 a 20 minutos y aumentar sin superar exposiciones de dos horas seguidas”. De igual manera, es aconsejable el uso de cremas solares con un factor de protección mínimo de 15; los menores de tres años, directamente, deben abstenerse de tomar sol.

Las heladerías vivieron lo que pareció ser este miércoles un mes de agosto en toda regla | TONY CUADRADO

TE RECOMENDAMOS