la laguna

Vecinos de San Matías exigen que se retire ya una antena de telefonía móvil

Urbanismo paralizó en abril la instalación y está tramitando su desmonte pero los vecinos temen que se alargue demasiado
Algunos de los vecinos de San Matías que se concentraron ayer, con la antena de fondo. / Sergio Méndez

Vecinos del barrio de San Matías se concentraron ayer, en la calle San Agustín, para exigir que se desmantele ya la antena de telefonía móvil que se pretendía instalar en una azotea del número 23 de esa vía y que la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna paralizó el pasado abril. Además, en estos días, desde Urbanismo informaron de que actualmente se está tramitando el expediente de restablecimiento de la legalidad urbanística, dirigido a ordenar el desmantelamiento de las obras ejecutadas, así como que no consta que la misma esté actualmente en funcionamiento, según las bases de datos del Ministerio de Industria.

Sin embargo, los vecinos temen que el desmonte de la antena se prolongue demasiado y que la empresa trate de reactivar su instalación. “Nos dicen que lleva un proceso de tiempo pero eso puede ser de 6 a 18 meses… Los vecinos nos hemos movilizado desde un principio y queremos que la desinstalen ya”, señaló Mary Rodríguez, portavoz del grupo de vecinos que ha iniciado esta movilización, y que afirma que es apoyada por todas las asociaciones vecinales.

“Queremos ver que la desmantelan, y por eso nos vamos a concentrar todos los viernes de julio también. Y retomaremos en septiembre si sigue ahí. No estamos por la labor de tenerla ahí, cerca de colegios, guarderías, institutos y vecinos”, añadió al respecto. Además, indicó que en el barrio hay otras dos antenas de telefonía, que sí están emitiendo, contras las que irán también.

Desde abril

Este proceso comenzó el pasado abril, cuando los vecinos se dieron cuenta del inicio de esta instalación y avisaron a la Policía Local de La Laguna, que se personó en el lugar para comprobar, in situ, que efectivamente se estaba instalando un dispositivo en la parte alta de un edificio. En coordinación con Urbanismo, se constató que las trabajos se estaban llevando a cabo sin el correspondiente cartel de obra y que incumplían diversos parámetros, por lo que se emitió un informe desfavorable a dicha instalación, con su consecuente paralización. Actualmente se está tramitando el expediente de restablecimiento de la legalidad urbanística, dirigido a ordenar el desmantelamiento de las obras ejecutadas.

TE RECOMENDAMOS