sociedad

Canarias pide rastreadores al Ministerio de Defensa

Baleares, Cantabria y Castilla y León también lo han solicitado
La ministra de Defensa, Margarita Robles.
La ministra de Defensa, Margarita Robles. EFE/Kiko Huesca

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado este miércoles en Cebreros (Ávila) que su departamento ha recibido petición de rastreadores, ante el aumento de casos positivos de covid-19, por parte de las comunidades autónomas de Isla Baleares, Canarias, Cantabria y Castilla y León.

Robles, que ha inaugurado en Cebreros el seminario “La democracia española a juicio”, dentro de los XXXII Cursos de Verano de la UNED en Ávila, con una conferencia titulada “Defensa y cultura democrática”, ha hablado inicialmente a los periodistas de petición por parte de las tres primeras comunidades.

Posteriormente, fuentes de Defensa han informado de que en Castilla y León “se va tramitar una solicitud para ampliar 120 rastreadores militares” que “se sumarían a los 120 que ya están activos”.

“Cualquier petición que nos hagan los comunidades de rastreadores, saben que tienen la total disponibilidad por parte de las Fuerzas Armadas”, ha explicado Robles, quien ha señalado que durante un tiempo ha habido muchos rastreadores en numerosas comunidades autónomas”.

En este sentido, ha reconocido que, como consecuencia de la mejor situación epidemiológica “se estaban disminuyendo”, si bien ahora se han producido estas nuevas solicitudes ante el incremento de positivos, especialmente entre la población más joven.

En el caso de Baleares, la ministra de Defensa ha confirmado que su departamento ha activado a noventa rastreadores militares adicionales, que se suman a la treintena ya existente.

Margarita Robles ha reiterado que Defensa aportará los militares que se les pidan, porque las Fuerzas Armadas “van a esta ahí siempre, en todo lo que sea para ayudar a los ciudadanos”.

En este contexto, ha explicado que el procedimiento en estos casos consiste en que la comunidad autónoma realice la petición, Sanidad dé el visto bueno y los rastreadores “se ponen a trabajar”.

TE RECOMENDAMOS