crisis migratoria

El repunte migratorio a Canarias no es por la crisis con Marruecos

El Gobierno autonómico asegura que, aunque hay algunas embarcaciones que han llegado del país vecino, la mayoría vienen del África subsahariana, que es la ruta “más peligrosa”
Imagen de un cayuco llegado a las Islas. Sergio Méndez

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, descartó ayer que el nuevo repunte migratorio que sufre el Archipiélago en las últimas semanas se deba al conflicto diplomático de España con Marruecos, y más bien lo vinculó a las malas condiciones sociales y económicas del continente africano.


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Pérez apuntó que ha habido salidas desde la costa marroquí, pero que, principalmente, los últimos cayucos vienen del África subsahariana, la ruta “más peligrosa”, porque es más larga y muchas embarcaciones pueden quedar a la deriva durante días. “No hay argumentos para pensar que el repunte es intencionado”, agregó.


Pérez también resaltó el “sentimiento de pena e impresión” que ha dejado en el Ejecutivo el fallecimiento de Yamila, una niña de 5 años, originaria de Costa de Marfil, cuando era evacuada en helicóptero de un mercante que había rescatado a un cayuco que llevaba 17 días la deriva a unos 500 kilómetros del archipiélago. “Estamos muy impresionados con este caso”, afirmó Pérez, valorando, además, que muchos medios de comunicación le hayan dado a la tragedia -hay otro fallecido y cinco personas hospitalizadas- el tratamiento que merece. “El día que no le demos importancia a esta muerte de la niña estaremos perdidos”, dijo.

Aumento migratorio


6.952 migrantes irregulares han llegado a las costas canarias en los seis primeros meses de este año, lo que ha supuesto un incremento de un 156,9% respecto al mismo periodo de 2020, cuando lo hicieron 2.706, según datos del Ministerio del Interior. Estos migrantes viajaron a las Islas en 186 pateras, un 112,6% más de embarcaciones que en el primer semestre de 2020. Según el balance del Ministerio del Interior, que sigue sin registrar la entrada masiva de personas a Ceuta en mayo, la migración irregular a España por tierra y mar ha crecido un 57,5% en el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2020, hasta las 13.483 personas.


Por su parte, el nuevo secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, compareció ayer en el Congreso y anunció que habrá un nuevo centro para migrantes de titularidad estatal en Canarias. Perea reconoció que, en España, las ONG tienen “mucho peso” en el sistema de acogida y que el Estado debe estar más presente de manera directa. Varios grupos le preguntaron sobre las actuaciones de su departamento en la crisis migratoria de Canarias. Perea reconoció que la situación no fue fácil por la pandemia, y defendió la labor de su predecesora, Hana Jalloul, que, a su juicio, fue todo lo “ágil y digna” que permitía la situación. Según Perea, lo que debería haber sido noticia es que Canarias no se convirtió en un vector de contagio masivo de la COVID.

TE RECOMENDAMOS