Santa Cruz

Un puente para darle la mano a los pueblos de Anaga

Los militares prácticamente han terminado la instalación del paso alternativo, solo a falta de que el Ayuntamiento acondicione los extremos para poder abrirlo mañana

Señalética en la carretera de San Andrés. Fran Pallero

En la tarde de ayer, la foto que el batallón de Zapadores 16 de la Brigada Canarias 16 del Ejército de Tierra, y bajo las órdenes del capitán José María Molero, se sacó junto al puente bayley que acaban de montar en el barranco del Cercado, era el anuncio de que la reconexión Anaga con Santa Cruz está prácticamente al alcance de la mano. Los 25 efectivos que están bajo el mando del capitán Molero han trabajado a destajo, 12 horas diarias, desde el pasado lunes para que, mañana, y siempre que el Ayuntamiento acabe de acondicionar los extremos del puente para el paso de vehículos civiles, se pueda poner en servicio. No hay que olvidar que este puente solo va a permitir el paso de coches privados, ni guaguas ni camiones podrán hacer uso de este paso, por lo que seguirá activo el servicio de lanzadera de guaguas, así como la opción de ir por La Laguna para el resto de vehículos pesados.

El capitán Molero explicó ayer a DIARIO DE AVISOS que “una vez que terminemos de montar el tablero, aprovecharemos para pasar una máquina al otro lado porque con la que tenemos ahora no estamos aplanando todo lo que queremos la zona. El terreno es muy duro en esa parte”. Fue a media tarde cuando consiguieron terminar el montaje de todo el tablero y la máquina empujadora pudo pasar al otro lado y seguir trabajando hasta las ocho de la tarde.

“Vamos en tiempo, como dijimos, el puente estaría listo máximo en cinco días, por lo que el viernes estaría terminado, pero creo que estará antes”, comentaba en la mañana. El trabajo realizado por la tarde mostró que no solo van en tiempo, sino que van sobrado de él. “Cuando nosotros le comuniquemos al Ayuntamiento que está listo y colocado, ya serán ellos los que se encarguen no solo de poner la señalización, sino de acondicionar la entrada y salida del puente porque la rampa tiene una altura considerable ante la que los vehículos militares no tienen problemas, pero los civiles sí”, añadió.

Explicó Molero que esta misma estructura ya ha sido montada con anterioridad en San Andrés, por emergencias de otro tipo. “Este puente está pensado para montarlo en conflicto, para el paso de nuestras tropas, y también lo usamos para solventar situaciones de emergencia de la sociedad, así que ya lo hemos montado tanto aquí como en varios puntos de la Penísula para uso civil”, añadió.

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz confirmaron ayer que la intención es poder afrontar, entre hoy y mañana, ese acondicionamiento necesario para poner el puente en servicio. Ya ayer los operarios municipales comenzaron a preparar uno de los lados con arena, para superar el desnivel, mientras que hoy se espera que se asfalte el otro lado, donde la guagua lanzadera pueda dar la vuelta.

Quejas

Las consecuencias de esta incomunicación de los pueblos de Anaga no solo están afectando a los vecinos, sino también a los visitantes. Ayer, los vecinos contaban como muchos turistas estaban llegando al puente convencidos de poder seguir hasta Santa Cruz, y al encontrarse el puente cerrado tener que dar la vuelta para volver por la carretera de la cumbre, muchos con niños pequeños y otros, incluso, con el depósito de gasolina al mínimo confiando en que ya llegaban a la capital para repostar.

Los vecinos creen que es necesario una mejor y mayor comunicación, sobre todo en la cartelería, que, ayer, también, fue objeto de polémica por el mensaje, para algunos, en spanglish, que advierte de que el puente está cerrado. “San Andrés bridge closed to Taganana via La Laguna”, puede leerse en la cartelería que está colocada tanto en San Andrés como en el acceso a Anaga por La Laguna, y que no da buena imagen precisamente.