candelaria

El nuevo ‘enjambre’ eléctrico de Candelaria estará terminado en 2022

REE espera concluir la subestación en 2021 y ya tiene avanzado el trazado hacia el norte y el área metropolitana, incluida la polémica torreta 10 en el mirador de El Picacho
La nueva subestación de Las Caletillas estará concluida a lo largo de 2022 / NORCHI

La zona de Las Caletillas, Barranco Hondo e Igueste, en el municipio de Candelaria, han visto en lo que va de año como ha crecido un nuevo enjambre eléctrico que reforzará el nuevo eje de 220 KV entre Las Caletillas y El Rosario (que incluye la construcción de las nuevas subestaciones), uno de los ejes más importantes para el mallado y refuerzo de la red de transporte de la zona norte y metropolitana de la isla de Tenerife, más necesarios que nunca ante la repetición de ‘ceros energéticos’ en toda la Isla.

Un trazado que finalmente será el inicial, pese a que Red Eléctrica estuvo dispuesta a aceptar uno alternativo presentado por un colectivo de afectados por las torretas a su paso por Barranco Hondo, fundamentalmente para dejar libre la montaña El Picacho. Finalmente, al no ceder cuatro de los 63 propietarios del suelo afectado unos metros cuadrados en el trazado alternativo, y tras la espera de más de un año, REE, con todos los permisos y declaraciones ambientales a favor, ha ejecutado el trazado original, incluyendo la torreta 10 cerca del mirador El Picacho, ante la desazón de cientos de vecinos que se manifestaron durante meses para que eso no ocurriera y que hoy lamentan que su lucha haya caído en saco roto.

La última reunión entre REE y representantes de la Asociación de Afectados de la Red Eléctrica en Tenerife (Asafrete) tuvo lugar el 19 de febrero, donde estos trasladaron nuevamente un planteamiento de soterramiento de una parte del trazado previsto inicialmente en la zona, tras romperse el consenso alcanzado, tras la espera aproximadamente un año y medio, entre Consejería, Red Eléctrica, Ayuntamiento y Asociación- en un trazado alternativo, al no contar con la autorización de todos los propietarios afectados por el mismo.
Recuerdan desde REE que el soterramiento de la línea se abordó al inicio de las conversaciones, descartándose debido a la inviabilidad técnica y medioambiental, toda vez que la instalación del tendido ya se había iniciado y el tramo de obra paralizado era sólo el de Barranco Hondo. Además, el soterramiento, por el impacto, el tipo de obra que es y los perímetros de protección a establecer, resulta inviable tal y como se está desarrollando la obra, análisis derivado de las múltiples reuniones y escenarios abordados en todo este tiempo con la Consejería de Transición Ecológica y Red Eléctrica Española.

Al final, por falta de consenso vecinal, la torreta 10 se ejecuta en la montaña El Pîcacho / DA


La finalidad de estas instalaciones es la de dotar de mayor seguridad al sistema eléctrico, por lo que la implantación de estas instalaciones es de suma importancia y de máxima urgencia para el sistema eléctrico de Tenerife, ya que forman parte del conjunto de medidas necesarias para garantizar la seguridad del suministro en toda el área norte y metropolitana de Tenerife.

La actual subestación tiene una concentración de varias líneas que puede comprometer la seguridad de suministro de un volumen significativo de la demanda eléctrica de la isla, por lo que para reducir esta vulnerabilidad se está construyendo la nueva subestación de Las Caletillas, cuya obra civil está muy avanzada, aunque no será hasta bien entrado 2022 cuando comience a funcionar, al tener que dotarla de la más alta tecnología, que llevará casi más tiempo que la construcción del propio edificio que ya se puede ver al lado de la TF-1, en la denominada curva de Las Caletillas y frente a la central térmica de Endesa que como tal tiene los días (años) contados. Ese traslado de la subestación a esa zona pegada a la autopusta fue una de las exigencias del Ayuntamiento de Candelaria, con el horizonte de dejar libre el suelo más cercano al mar una vez se desmonte la central térmica, a la que pronto se le retirará una de sus dos chimeneas al cerrar dos viejos grupos o pase a ser solo un almacén de energías renovables. El PGO de Candelaria de 2006 recoge ahí una gran zona verde.

TE PUEDE INTERESAR