la orotava

Madres y padres denuncian el cierre de la única escuela infantil en La Orotava

Las familias de los alumnos de la guardería de la Candelaria del Lomo se quejan de que el Ayuntamiento no les avisó de que el 8 de noviembre Mensajeros de la Paz termina la gestión
Madres y padres se concentraron en el Ayuntamiento para reclamar una solución al cierre de la guardería.
Madres y padres se concentraron en el Ayuntamiento para reclamar una solución al cierre de la guardería.

Un año más tarde, la historia se vuelve a repetir en La Orotava. Una historia en la que los más perjudicados son quienes menos se merecen la incertidumbre actual ante el cierre de la escuela infantil Astrofísica Irene González, ubicada en la Candelaria del Lomo, la única de carácter municipal.


Padres y madres se concentraron ayer en la plaza del Ayuntamiento para denunciar la situación y reclamar al Ayuntamiento una solución. “No entendemos que nos hayan dejado así tirados”, se quejaban.


La ONG Mensajeros de La Paz, que gestiona el centro desde hace tres años, termina su contrato con el Consistorio el 8 de noviembre, pero sus responsables les han trasladado a las familias que no quieren continuar en las actuales condiciones económicas, ya que no le es rentable con solo 26 plazas.


Los afectados se enteraron en julio. Y lo hicieron quienes “tuvieron la suerte” de ser llamados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento para ir a aceptar la cuota tras haberle sido concedido la ayuda económica, ironizó un padre. Fue en ese momento cuando les comunicaron que a partir de esa fecha la guardería dejaba de funcionar y no dudaron en trasladárselo al resto.


“Mensajeros de la Paz nos convocó a una reunión para darnos su versión. Desde el Ayuntamiento nos dijeron que la ONG no quería continuar, pero la directora del centro nos trasladó que la explotación de la escuela no se había sacado ni siquiera a concurso, porque llevan años perdiendo dinero por el número de alumnos, una realidad que desde el año pasado se puso en conocimiento de los responsables municipales y ante a la que han hecho oídos sordos”, sostuvieron.


“En dos meses nos cierran la única escuela infantil y no nos dan una solución”, se lamentaba una madre. A ello se suma la compleja situación sanitaria actual, que impide que los más pequeños pueden quedar al cuidado de un familiar o de alguien conocido mientras sus progenitores trabajan.


En las guarderías en las que piden plaza les aconsejan que empiecen en septiembre, porque en noviembre el curso infantil ya se ha iniciado, pero quienes tienen la ayuda económica del Ayuntamiento, tienen que “aguantar” en la Candelaria del Lomo hasta que cierre sus puertas con la incertidumbre de no saber si a partir de ese momento aceptarán a sus hijos en otros centros o si podrán hacer frente al gasto que supone uno privado.

“No vamos a dejar a nadie tirado”, promete el alcalde a los familiares

El alcalde de La Orotava, Francisco Linares, se acercó a las familias e invitó a dos representantes para hablar sobre la situación y el futuro de la escuela infantil.


Les trasladó que el grupo de Gobierno espera iniciar la próxima semana el proceso de licitación de la escuela infantil de El Mayorazgo, cerrada el pasado año, y hará lo mismo con la de Candelaria del Lomo al terminar el actual contrato.


“Les hemos ofertado a las familias que sigan arriba con tranquilidad y que cuando abra la guardería de El Mayorazgo habrá un traslado, ya que las cuantías y las becas son iguales para los dos centros. En el peor de los casos, que haya un mes de desfase, se buscará una solución alternativa para mantener a esos niños bajo control municipal. No vamos a dejar tirado a nadie”, sentenció.


Los padres prefieren ser cautos y esperar a que la promesa sea una realidad “porque hay muchos peros de por medio”, sostuvieron.

TE RECOMENDAMOS