Islas

Canarias sufrió 181 terremotos en agosto

El 8 de agosto se detectó un terremoto que se sintió en la población tinerfeña de Punta de Abona

El Instituto Geográfico Nacional localizó durante el pasado mes 181 terremotos en el área del archipiélago canario, con una magnitud máxima de 2,9 para el terremoto a las 22.31 horas del 26 de agosto a 15 kilómetros de profundidad, con epicentro en el mar y a unos 20 kilómetros al oeste de Fuerteventura.

Ese terremoto se sintió en los seis municipios de Fuerteventura, y unos días antes, el 8 de agosto, se detectó otro en esa isla, de magnitud 2,3, que se sintió en zonas de Antigua y Pájara.

Además, en agosto se localizaron 52 terremotos entre las islas de Gran Canaria y Tenerife, a profundidades de entre 1 y 38 kilómetros y magnitudes de entre 0,6 y 2,5.

El 8 de agosto se detectó un terremoto en esa zona que se sintió en la población tinerfeña de Punta de Abona (Arico).

En el interior de la isla de Tenerife también hubo actividad sísmica, principalmente en las zonas próximas a Icod de los Vinos, Vilaflor, Teide-Pico Viejo y Guía de Isora, con 96 terremotos localizados entre magnitudes -0,1 y 2,5 y profundidades de entre 1 y 45 kilómetros.

En La Gomera, el 3 de agosto, a las 03:17 horas, se localizó un terremoto a 14 kilómetros de profundidad, con magnitud 2,1 y epicentro situado al noroeste de la población de San Sebastián de La Gomera.

En la isla de La Palma se localizaron en agosto 15 terremotos de magnitudes de entre 0,9 y 2,6 y profundidades entre 16 y 26 kilómetros.

Diez de esos terremotos han formado parte de una pequeña serie sísmica ocurrida en los días 27 y 28 y localizada al sur de La Palma.

En la zona de la isla de El Hierro se detectaron 8 terremotos entre magnitudes 1,4 y 2,5 y profundidades entre 1 y 40 kilómetros.

El Instituto Geográfico Nacional ha explicado que el análisis de los resultados obtenidos a través del procesado InSAR y a partir de las observaciones realizadas por las estaciones permanentes GNSS de la Red de Vigilancia Volcánica de Canarias no muestra ninguna deformación significativa que pueda asociarse con actividad volcánica.

Los datos analizados de la Red Geoquímica de Vigilancia Volcánica en Tenerife, La Palma y El Hierro tampoco muestran cambios asociados a variaciones relevantes en el estado de los sistemas volcánicos, ha añadido el Instituto Geográfico Nacional.