santa cruz

La capital dispone, por primera vez, de un espacio LGTBI municipal

El área de Igualdad se ha visto obligada a recurrir a la Policía Nacional ante la existencia de mensajes amenazantes para el colectivo en Santa Cruz
Purificación Dávila a las puertas del nuevo local LGTBI en Santa María del Mar. / DA

Los colectivos LGTBI tendrán, por primera vez, un espacio municipal en el que podrán debatir, formarse y atender a sus respectivos usuarios. Se trata del primer local municipal dedicado a la diversidad, “puede que el primero de Canarias”, apuntó la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Santa Cruz, Purificación Dávila, en una visita realizada a este local que se ubica en Santa María del Mar. “Estamos muy satisfechos no solo por lo que significa para el colectivo disponer de su propio espacio, sino porque además llevará el nombre de una reconocida activista, Marcela Rodríguez, una mujer trans que ha vivido lo indecible en el camino de su transición, y que merece este reconocimiento”.

Son seis los colectivos que se van a poder beneficiar de este espacio en el que, tal y como explicó Dávila, “podrán reunirse para interactuar, y avanzar en el impulso de políticas de inclusión, de fomento de la diversidad”. El local va a ser multiusos, de forma que tengan cabida todos los colectivos que tengan representación en el Consejo de Igualdad. “Nosotros (la concejalía) nos encargaremos de organizar el uso con las preferencias que cada uno de los grupos nos hagan llegar”.

Dávila considera que este espacio propio servirá para que el colectivo avance en los procesos administrativos, ya que, como reconoce, en este apartado “necesitan apoyo”.

Un apoyo que en estas últimas semanas, además, se ha convertido en vital dado que, según reveló Dávila, el colectivo se ha visto intimidado por una serie de mensajes amenazantes que obligaron al Ayuntamiento a dirigirse a la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Nacional por si pudiera haber riesgo real para estas personas.

“No tenemos ningún caso contrastado de que se haya agredido o vejado a alguna persona LGTBI, pero sí que es cierto que han sufrido amenazas, no sabemos si reales o infundadas, coincidiendo en el tiempo con el caso de Samuel, el joven gallego presuntamente asesinado por ser homosexual”. Explicó Dávila que, “algunos colectivos se pusieron en contacto con nosotros preocupados porque estaban circulando wasap en los que se advertía de que tuvieran cuidado porque se estaban organizando grupos para agredir a personas LGTBI en Santa Cruz”.

Tras una primera reunión para recabar información, “organicé otra ya con el alcalde, la edil de Seguridad, Evelyn Alonso, y con la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Nacional, una reunión en la que explicamos qué tenían qué hacer en caso de recibir amenazas, y sobre todo, saber distinguir las reales de un bulo”. A raíz de ahí se reforzó la presencia policial en puntos como el Intercambiador, uno de los sitios a los que se referían los mensajes.

TE RECOMENDAMOS