Sociedad

Sergio Siverio (Diversas): “Una denuncia falsa no anula todos los delitos de odio por LGTBIfobia”

Las autoridades policiales de Canarias tuvieron constancia de la comisión de 48 delitos de odio, 14 de ellos motivados por la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas

Concentración de repulsa contra la LGTBIfobia celebrada este lunes en la Plaza del Ayuntamiento de La Orotava. / DA

Luis Rabionet / Agencias

La falsa denuncia de un joven de 20 años por una presunta agresión homófoba a manos de ocho encapuchados en el barrio madrileño de Malasaña desencadenó la semana pasada una oleada de reacciones en prácticamente todas las esferas del país, desde la política hasta las redes sociales, pasando, lógicamente, por numerosos colectivos LGTBI*.

Apenas tres días después de que el caso adquiriera una repercusión mediática incontrolable, la supuesta víctima se derrumbó ante los agentes de la Policía Nacional y reconoció que las agresiones fueron consentidas, pero no quería que su pareja se enterase de que le había sido infiel.

Las diferentes organizaciones que luchan por los derechos de las personas LGTBI* en España decidieron mantener las concentraciones en contra de la espiral de agresiones que han tenido lugar en los últimos meses por la existencia de un móvil de odio o discriminación hacia la víctima por su orientación sexual o identidad de género.

“Nos preocupa el mensaje erróneo que puede calar en la población, en el sentido de que se piense que todas las denuncias por presuntos delitos de odio son falsas o que se le reste credibilidad a las personas LGTBI* que denuncian estas agresiones”, indica a DIARIO DE AVISOS el presidente de la Asociación Diversas, Sergio Siverio, que también es profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de La Laguna. De hecho, la entidad no suspendió la concentración que convocó este lunes en La Orotava, a la que acudieron decenas de personas, porque “entendemos que una denuncia falsa no anula todos los delitos de odio por LGTBIfobia que se han ido sucediendo en los últimos meses”.

Los datos hablan por sí mismos. En el primer semestre de 2021 se registraron 610 denuncias por delitos de odio, lo que supone un incremento del 9,3% con respecto al mismo periodo de 2019 (el ejercicio anterior a la pandemia), según los datos del Ministerio del Interior. Asimismo, los que atañen a la orientación sexual aumentaron un 8,6%.

Siverio matiza que las cifras oficiales se extraen “de las denuncias registradas en el ámbito policial, por eso se han impulsado observatorios contra la LGTBIfobia que detectan muchos más delitos de odio que el Ministerio del Interior, porque hay muchísimos que no llegan jamás a denunciarse a la policía”. En este sentido, el último informe de la encuesta sobre delitos de odio refleja que el 87,10% de las personas que han sido víctimas de delitos de odio por su orientación sexual o identidad de género no denuncia la agresión a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

El presidente de Diversas señala que “la policía tiene un déficit de formación en esta materia bastante importante, y que también puede haber, que ha pasado, mofas a las realidades LGTBI*. Nosotras nos hemos encontrado con casos en los que se ha denunciado un delito de odio y la policía directamente desincentiva la denuncia y le quita hierro a la situación”. Y es que, según la encuesta del ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska, casi el 38% de las víctimas de un delito de odio no denuncia porque piensa que las autoridades no le tomaría en serio.

El presidente de Diversas, Sergio Siverio, en una entrevista con Diario de Avisos. | Sergio Méndez
El presidente de Diversas, Sergio Siverio, en una entrevista con Diario de Avisos. | Sergio Méndez

Respecto a Canarias, el informe sobre la evolución de los delito de odio en España en 2020 recoge que las autoridades del Archipiélago tuvieron constancia de la comisión de 48 hechos delictivos por motivos de odio, de los cuales 14 fueron motivados por la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas, un indicador que solo superó el racismo (xenofobia), con 21 delitos cometidos.

Sergio Siverio admite que la denuncia presuntamente falsa presentada por el joven de Malasaña afecta a la lucha firme contra la LGTBIfobia. “La extrema derecha va a utilizar todos los subterfugios posibles para seguir vendiendo sus soflamas de odio ante cualquier espacio, pero siempre ocultándolas en un cariz buenista en el que no se vea que están contra del colectivo pero sí criminalice al activismo y su visibilidad, porque para ellos lo normal es ser heterosexual”.

Apertura de diligencias previas

El desenlace judicial del caso de Malasaña es toda una incógnita. No obstante, el Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid ha abierto diligencias previas contra la falsa víctima por la presunta simulación de delito, que implica una multa de entre seis y doce meses, tal y como han informado a Europa Press fuentes jurídicas. Asimismo, el caso se podría dirimir en un juicio de faltas que podría celebrarse en unos meses.

El artículo 456 del Código Penal establece que el delito de denuncia falsa se refiere a los que, “con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación”.

Mientras que el artículo 457 del Código Penal se refiere “al que, ante alguno de los funcionarios señalados en el artículo anterior, simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con la multa de seis a doce meses”.

Sergio Siverio apunta que “lo que está claro es que va a haber una sanción penal, según aprecie el tribunal en función de las circunstancias atenuantes o agravantes que pueda haber en el procedimiento. La confesión, de hecho, es una circunstancia atenuante de la responsabilidad penal. Por tanto, esto será un asunto largo”.