el tiempo

Vuelve la calima con temperaturas de hasta 34 grados en Canarias

En el conjunto del país el ambiente cálido de este fin de semana continuará hasta el martes, cuando la llegada de un frente dejará lluvias

Episodio de calima en Santa Cruz de Tenerife. / Fran Pallero

Canarias tendrá a lo largo de estos próximos días cielos poco nubosos o con algunas nubes en el norte de las islas más montañosas.

Así, las temperaturas subirán y serán altas para estas fechas, de manera que el miércoles podrían superarse los 32 grados en puntos de las islas orientales, incluso en los 34 grados en el sur de Gran Canaria y se podrían alcanzar más de 32 grados en el sur de Tenerife.

En el conjunto del país el ambiente cálido de este fin de semana continuará hasta el martes, cuando la llegada de un frente dejará lluvias en norte y este del país por lo que, a partir del miércoles, se espera “un ambiente algo más revuelto”, según ha adelantado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

El portavoz ha señalado que, durante el fin de semana, las temperaturas fueron altas en general, especialmente el domingo, cuando se alcanzaron los 39 grados en puntos del Guadiana, como El Granado, en la provincia de Huelva, o en Córdoba capital. Las comunidades cantábricas también vivieron un domingo caluroso con hasta 36 grados en Bilbao.

En cuanto a las precipitaciones, las más intensas se registraron en Baleares, con chubascos en Mallorca. Así, por ejemplo, en Petra, en el centro de la isla, se recogieron 41 litros por metro cuadrado en una hora, “quince de ellos en tan sólo diez minutos, por lo que el chubasco tuvo intensidad torrencial”, según Del Campo.

Esta semana, el lunes y martes continuará el ambiente cálido, aunque ya el martes por la tarde el paso de un frente dejará lluvias en el noroeste peninsular y, a partir del miércoles, habrá un ambiente algo más revuelto, con lluvias y chubascos en el norte y este de la Península y las temperaturas bajarán.

Del Campo ha subrayado que, lo más destacado de este lunes serán las altas temperaturas que pueden superar los 38 grados en el Valle del Guadalquivir e incluso también 35 grados en los valles de los grandes ríos y comunidades cantábricas debido a una borrasca atlántica que, al situarse al oeste de la Península, envía vientos cálidos de componente sur.

Debido a esta borrasca, es posible que por la tarde haya tormentas el lunes en zonas de montaña del interior sin que se descarten en puntos próximos y en zonas llanas. “Serán de todas formas tormentas aisladas y ocasionales, pero alguna puede ser intensa, especialmente en el entorno de los Pirineos”, ha precisado Del Campo.

El martes amanecerá con temperaturas altas en el litoral vasco, donde se esperan noches tropicales, y las temperaturas mínimas serán superiores a los 22 grados, que también se registrarán a orillas del Mediterráneo este día.

Sin embargo, el avance de un frente asociado a la borrasca atlántica antes mencionada dejará lluvias y chubascos tormentosos en Galicia, Asturias y también en el noroeste de Castilla y León. Estos chubascos podrán extenderse por el norte de Castilla y León y en general por el Cantábrico, los Pirineos y tampoco se descarta algún chubasco en el litoral catalán.

Las temperaturas bajarán en el tercio occidental de la Península, de forma incluso notable en Galicia, y también descenderán en el noroeste de Castilla y León, mientras que subirán algo por el sureste de la Península.

En el Alto Ebro y Cantábrico Oriental se superarán los 32 grados de temperatura máxima y se llegará a los 35 grados en la cuenca central del Ebro y a los 36 grados de máxima en el este de Castilla-La Mancha y Andalucía Oriental.

Los vientos, en general, soplarán del sur y además estarán acompañados de polvo en suspensión que dará lugar a calima en amplias zonas del centro y mitad sur de la Península. En este punto, Del Campo ha alertado de que el polvo en suspensión empeora la calidad del aire.

El miércoles, un centro de bajas presiones se situará sobre el noroeste peninsular y provocará precipitaciones tanto este día como el jueves en Galicia, noroeste de Castilla y León, comunidades cantábricas, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, norte de la Comunidad Valenciana y Baleares.

Las lluvias serán probablemente persistentes en Galicia y localmente intensas en Pirineos y, de forma más débil, no se descartan chubascos más aislados en el resto de la meseta norte, en torno al Sistema Central y puntos costeros del norte de la Comunidad Valenciana.

En el resto del país, los cielos en general estarán poco nubosos por la mañana, con nubes de evolución por la tarde, aunque en principio no dejarán precipitaciones o serán “chaparrones muy débiles”, según Del Campo que ha añadido que las temperaturas bajarán el miércoles en la mayor parte de la Península, especialmente en la meseta sur.

Por el contrario, el jueves subirán ligeramente por el oeste, registrándose en el área mediterránea los valores más altos. En cualquier caso, entre el miércoles y el jueves, se llegará a los 34 y 35 grados en puntos de la Región de Murcia y sur de Andalucía, especialmente en la provincia de Málaga, sur de Granada y también en puntos de Almería.

FIN DE SEMANA “REVUELTO”

De cara al fin de semana, Del Campo ha avanzado que “podría continuar el ambiente algo revuelto, con lluvias y chubascos en los tercios norte y este peninsulares, así como en Baleares”. No obstante, la llegada de una borrasca atlántica podría estabilizar el tiempo en la mayor parte del territorio, “pero ya sería de cara al domingo”, ha precisado.

Las temperaturas en general subirán, con valores propios para la época o algo más altos de lo habitual en el extremo norte de la Península.