Santa Cruz

El local vecinal de Casas de la Cumbre, camino del juzgado

La Asociación de Vecinos El Til lleva seis años reclamando la devolución del local municipal sobre el que un particular sostiene que tiene derechos, y se niega a entregar las llaves

El local que permanece cerrado se ubica junto a la iglesia de Casas de la Cumbre. / DA

La Asociación de Vecinos El Til, en Casas de la Cumbre (Anaga), lleva desde 2015 batallando para que el Ayuntamiento de Santa Cruz ejerza su derecho y recupere el local que la asociación tiene asignado desde hace más de 30 años, y que, tras el cambio de directiva, seis años atrás, fue reclamado por uno de los herederos del dueño original que lo donó al Consistorio, y lo ‘secuestro’ al uso de los vecinos. Ahora, y tras multitud de reclamaciones, la última información que les llega desde el área de Patrimonio municipal, en respuesta a una pregunta del concejal socialista, Florentino Guzmán Plasencia, es que han pasado el expediente a los servicios jurídicos municipales para que inicien las acciones oportunas.

Y es que, según explica el presidente de la Asociación de Vecinos El Til, Juan Herrera, “hasta 2015 no hubo ningún problema. Sin embargo, con el cambio de directiva, el anterior presidente se negó a entregarnos las llaves del local, alegando que había dudas sobre su titularidad. Tuvimos que ir a los tribunales para que se reconociera nuestro derecho a acceder a la directiva, y eso fueron unos seis meses, tiempo en el que la situación se enquistó, y desde entonces venimos sufriendo esta situación que atenta contra nuestros derechos y los del propio Ayuntamiento”.

Herrera no oculta su malestar con el Ayuntamiento de Santa Cruz al que considera el único responsable de esta surrealista situación. “Han hecho dejación de sus funciones, porque ellos tendrían que haber cambiado las cerraduras y entregarnos las llaves, y que fuera la otra persona la que denunciara al Consistorio. En todos estos años han hecho oídos sordos ante una reclamación legítima, que no es otra que sea devuelto a los vecinos un patrimonio municipal que está siendo ocupado por un particular”.

El presidente de El Til no descarta que la asociación acuda a los tribunales y demande al Ayuntamiento de Santa Cruz puesto que, a su juicio, es el único responsable de que el local siga cerrado al no ejercer el derecho a disponer de su patrimonio.

En esto momentos, los 130 vecinos que viven en Casas de la Cumbre pueden usar un local alternativo que el equipo de Gobierno socialista llegó a acondicionar para que pudieran disponer de él mientras se iniciaba el trámite en Patrimonio para recuperar el local original. Un trámite que, dos años después, parece que no ha avanzado lo suficiente para recuperar el espacio vecinal.