Candelaria

Mari Brito: “Nuestro deseo sigue siendo que la central de Las Caletillas se desmantele”

Mari Brito, sobre el rechazo del Gobierno a Endesa para cerrar grupos de vapor, admite que “el sistema no es lo suficientemente robusto para dejar de depender de energías fósiles”

La central de Las Caletillas, tras más de 50 años, terminará convirtiéndose en un almacenamiento de energías renovables / NORCHI

Según adelantó este periódico, el BOC publicó esta semana la negativa de la Dirección General de Energía del Gobierno de Canarias, acogiéndose al informe de Red Eléctrica Española (REE), al desmantelamiento de los grupos 5 y 6 de vapor de la central térmica de Las Caletillas, que solicitó Endesa al considerar que son obsoletos, que no cumplen con la Directiva Europea y que, además, ya han efectuado su vida útil, con 41 y 35 años respectivamente. Con anterioridad, el Gobierno sí aprobó el desmantelamiento de los grupos 3 y 4, así como una de las dos chimeneas de la central.


Endesa no entiende la postura del Gobierno, que se escuda en el riesgo que supone para el sistema insular no disponer de esos dos grupos en caso de una “emergencia” y estudia la posibilidad de recurrir la resolución antes de los 20 días que tiene para ello. La Consejería de Transición Ecológica no se ha pronunciado sobre las causas de la negativa a retirar dos grupos que el propio promotor considera “inservibles” hasta para arrancar en una emergencia.


En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, la alcaldesa de Candelaria, Mari Brito señaló que “apostamos por que la central de Las Caletillas, que genera energía con combustible fósil, se desmantele, pero hemos visto la dependencia que tiene el sistema energético de la Isla de esta central, si bien es verdad que produce un pequeño porcentaje del total, ya que en su mayoría depende de la central de Granadilla, pero es cierto que el sistema no es lo suficientemente robusto para que dejemos de depender de las energías basada en generación en combustible fósil”.


Sobre el futuro de la central, Brito señaló que “el principal problema es el almacenamiento. Ahora mismo no disponemos de un sistema que pueda almacenar la energía si esta se produjera únicamente por fuentes renovables. Esperamos que la aplicación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética publicada el 21 de mayo de 2021, así como la que pronto aprobará Canarias permita avanzar en nuevos modelos de sostenibilidad ambiental, tal y como hemos demandado”.


Mari Brito espera reunirse en breve con los responsables de Red Eléctrica Española “para avanzar en los sistemas que puedan garantizar, sobre todo, el suministro, que es fundamental, e ir evolucionando hacia la generación de energía a través de fuentes renovables. Es un sistema complejo, pero sobre la mesa hay proyectos para avanzar en este sentido”, declaró.